Audi Q7. La renovación del gigante

Motorproyect.com > Blog > Audi Q7. La renovación del gigante

Audi Q7. La renovación del gigante

05/08/2019 / 0 Comentarios / 173 / Blog
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

El Audi Q7 fue uno de los precursores de los SUV gigantes y ahora nos llega con un lavado de cara imponente. El gigante alemán nos muestra elementos SUV característicos del actual lenguaje de diseño de la marca y eso incluye la gran parrilla Singleframe octogonal, con seis barras verticales cromadas como estructura. De esta forma, el SUV aparece aún más imponente. Las entradas de aire en dos secciones ahora tienen un aspecto mucho más expresivo.

Visto lateralmente, la zona de estribos subraya la distancia al suelo del SUV y, de este modo, sus capacidades fuera del asfalto, que siempre han sido superlativas, pero ahora nos da mayor impresión. Los faros, opcionalmente con tecnología HD Matrix LED con luz láser, realzan la anchura del modelo con su contorno y su firma lumínica y la línea horizontal de la carrocería tiene su continuidad en el nuevo diseño de la parte trasera, en la que una llamativa banda cromada crea la conexión visual entre los estilizados grupos ópticos con su grafismo de aspecto técnico, añadiendo una sensación de anchura aún mayor. De esta manera, los diseñadores han logrado una imagen definida con superficies tensas y planas que se extienden de lado a lado, especialmente en la zona donde se ubica la placa de la matrícula.En el faldón delantero, los embellecedores de los pasos de rueda, el difusor trasero y los estribos laterales con una estructura de color antracita realzan el carácter SUV.

Por su parte en el mercado español, además del acabado básico, se ofrecerán las versiones S line y Black line, ambas caracterizadas por una estética más deportiva y un equipamiento de serie todavía más completo. También está disponible opcionalmente la terminación en carbono para los retrovisores exteriores y estribos y los retrovisores exteriores pueden ir acabados en color negro. El Audi Q7 resulta particularmente llamativo con la línea exterior S line, que incluye de serie un blade en el paragolpes delantero, protecciones de bajos en la parte trasera de aspecto más deportivo, pintura completa y llantas de 20 pulgadas.

Audi ha realzado sustancialmente las cualidades dinámicas del Audi Q7. Por primera vez, está disponible en el SUV el sistema de estabilización activa antibalanceo en donde las barras estabilizadoras activas reducen los movimientos de la carrocería cuando se circula en recta sobre carreteras con pavimento irregular. Con un estilo de conducción deportivo, el funcionamiento del sistema se centra en la compensación del balanceo, reduciendo sustancialmente la tendencia de la carrocería a moverse al entrar el vehículo en las curvas.

También se ofrece de forma opcional la dirección a las cuatro ruedas. A baja velocidad, las ruedas traseras giran hasta 5 grados en dirección opuesta a las delanteras, haciendo que el vehículo sea más ágil. En autopista, las ruedas traseras giran ligeramente en la misma dirección que las delanteras, lo que mejora la estabilidad. Gracias a la combinación de estos sistemas de alta tecnología, el Audi Q7 resulta maniobrable, preciso y ágil en el tráfico urbano y en carreteras secundarias con curvas.

Además, se comporta en vía rápidas como un SUV que ofrece un gran aplomo y resulta muy confortable, especialmente en combinación con la suspensión neumática adaptativa. También proporciona una distancia al suelo variable, habilitando al Audi Q7, con su tracción integral quattro de serie, para rodar fuera del asfalto. El modo de conducción offroad puede seleccionarse a través del sistema de conducción dinámica Audi drive select, que ofrece siete programas y todas las versiones del Q7 con siete asientos, por defecto equipan la suspensión neumática. El paquete exterior S line incorpora una suspensión neumática deportiva con un ajuste ligeramente más firme, que además rebaja en 15 milímetros la altura en comparación con la suspensión neumática estándar.

Todos los motores del Audi Q7 están acoplados a un cambio tiptronic de ocho velocidades y a la tracción integral permanente quattro. En la fase de lanzamiento, el Q7 estará disponible con dos motores diésel. Poco después de su llegada al mercado, que tendrá lugar en septiembre, se sumarán a la gama una versión con motor de gasolina y, como no podíamos esperar de otra forma con la que nos está cayendo, un híbrido enchufable combinado con un V6 TFSI.

En el Audi Q7 45 TDI, el motor diésel produce 231 CV de potencia máxima y un excelente par de 500 Nm. Esta versión acelera al gran SUV desde parado hasta los 100 km/h en 7,1 segundos y nos permite alcanzar una velocidad máxima de 229 km/h. En el Q7 50 TDI, el motor rinde 286 CV y 600 Nm. La aceleración de 0 a 100 km/h en este caso es de 6,3 segundos; y la velocidad máxima, de 241 km/h.

El motor superior es el nuevo tres litros de gasolina que equipa el Audi Q7 55 TFSI. Al igual que los dos motores diésel, está equipado con un turbocompresor y sus cifras clave son las siguientes: potencia máxima de 340 CV, 500 Nm de par, aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos y velocidad máxima de 250 km/h, limitada electrónicamente.

Como novedad, la tecnología de hibridación ligera Mild Hybrid (MHEV), de serie, tiene un papel fundamental en la eficiencia que demuestran los motores. Este sistema puede reducir el consumo de combustible en hasta 0,7 litros por cada 100 kilómetros, en condiciones de utilización real. Su componente principal es un alternador-motor de arranque por correa (BAS), que alimenta un sistema eléctrico principal de 48 voltios, en el que una compacta batería de iones de litio almacena la energía. En las frenadas, el BAS puede recuperar hasta 8 kW de energía eléctrica y dirigirla a la batería. Si el conductor levanta el pie del acelerador a velocidades de entre 55 y 160 km/h, el Audi Q7 puede recuperar energía o avanzar en modo de marcha por inercia con el motor apagado hasta 40 segundos. El dispositivo BAS vuelve a arrancar el motor en cuanto se pisa de nuevo el acelerador, de un modo más rápido y suave que un motor de arranque convencional. El sistema start-stop opera automáticamente a velocidades inferiores a 22 km/h.

Bien sea con cinco o siete asientos, el Audi Q7 brinda una amplia gama de funcionalidades en su habitáculo, gracias a sus cualidades prácticas de uso cotidiano. En su nuevo diseño, el SUV ha crecido ahora 11 mm hasta los 5.063 mm de longitud total, así que en esta ocasión, mide 1.970 mm de anchura y 1.741 de altura (incluyendo la antena del techo). El Audi Q7 también supera a sus competidores directos en longitud interior, así como en habitabilidad vertical y espacio transversal a la altura de los codos, tanto en las plazas delanteras como en las traseras.

Una serie de compartimentos portaobjetos, un nuevo espacio en el salpicadero, así como una alta capacidad de carga, proporcionan mayor funcionalidad y dependiendo de la posición de los asientos traseros, la capacidad del maletero en la versión de cinco plazas puede variar entre 865 y 2.050 litros, en este último caso con un suelo de carga plano. El portón trasero eléctrico es de serie y su activación por control gestual con el pie está disponible como equipamiento extra. Audi suministra opcionalmente una versión plus de la segunda fila de asientos en la que cada uno de ellos puede desplazarse longitudinalmente de forma individual, siendo posible el ajuste de la inclinación de los respaldos; también opcional es la tercera fila de dos asientos con función eléctrica de plegado.

La arquitectura del puesto de conducción del Audi Q7 armoniza perfectamente con el nuevo concepto operativo, que incluye dos grandes pantallas táctiles con respuesta háptica y acústica al hacer clic en los controles y si está desconectado, el display superior se integra de forma casi invisible en la amplia superficie negra decorativa. Todos los elementos guardan una lógica entre sí, desde la forma de las salidas de aire de la climatización a la amplia consola en el túnel central. Las opciones de equipamiento incluyen el climatizador automático de cuatro zonas, una función de asistencia para las puertas, el equipo de audio Bang & Olufsen 3D Advanced Sound System y el paquete air quality con fragancias e ionizador. Como opción destacada se incluyen los asientos de confort y los asientos deportivos S plus, ambos disponibles con funciones de climatización y masaje.
Ampliamente conectado: Audi connect y sistemas de asistencia

El sistema superior de infotainment, el MMI Navegación plus, convierte al Audi Q7 en un vehículo altamente conectado. Dispone de un módulo de transmisión de datos que soporta el estándar LTE Advanced, ofreciendo asimismo conexión Wi-Fi, control por voz con reconocimiento de lenguaje natural y una amplia gama de servicios de Audi connect, que van desde la información online sobre tráfico, pasando por la navegación con Google Earth. También es nuevo el servicio de voz Alexa de Amazon, basado en la nube, que se integra en el sistema MMI. Lo mismo se aplica al servicio Car-to-X de información de semáforos, que se está implementando por fases en una selección de ciudades europeas. Conectando con la infraestructura urbana, el coche recibe información desde el ordenador central que controla los semáforos a través de un servidor, de modo que el conductor puede elegir una velocidad que optimice su avance para llegar al siguiente semáforo en verde. La instrumentación digital Audi virtual cockpit (y el Head-up display opcional) muestra una recomendación de velocidad, así como el tiempo restante hasta la siguiente fase en verde, mientras el conductor espera ante un semáforo en rojo. De ese modo, el sistema promueve un estilo de conducción eficiente y anticipativo, en consonancia con un flujo constante del tráfico.

El asistente de conducción adaptativo, que combina las funciones de control de crucero adaptativo, el asistente de conducción en atascos y el active lane assist, reduce la tarea del conductor, particularmente en viajes largos, ya que en combinación con el efficiency assist, frena y acelera el vehículo anticipándose a las condiciones del tráfico. También es nuevo el Audi emergency assist, que detiene el Q7 e inicia las medidas necesarias de protección si detecta que el conductor está inactivo. Esta función está disponible en los modos manual y asistido.

Sin duda, un lavado de cara profundo, que incluye nuevas tecnologías, nuevas aptitudes y actualizan a uno de los precursores del segmento de los SUV de lujo. 

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar