Ferrari 812 GTS V12. Vuelve la garra y a cielo abierto.

Motorproyect.com > Blog > Ferrari 812 GTS V12. Vuelve la garra y a cielo abierto.

Ferrari 812 GTS V12. Vuelve la garra y a cielo abierto.

10/09/2019 / 0 Comentarios / 120 / Blog
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Viendo cómo se está desarrollando el mercado, se agradece que de vez en cuando se nos de alguna sorpresa en forma de deportivo brutal y con motores de «verdad», de los de toda la vida. Exactamente 50 años después del debut del último Spider con motor V12 delantero en la gama Ferrari (concretamente el Daytona Spider), el 812 GTS marca el regreso de un modelo de hacer los coches que ha tenido un papel fundamental en la historia de la marca desde sus orígenes.

La arquitectura con motor V12 delantero no se ha utilizado en un Spider de producción en serie Ferrari desde el 365 GTS4 o más conocido como Daytona Spider. No obstante, se han lanzado cuatro ediciones limitadas de series especiales. La 550 Barchetta Pininfarina en 2000, la Superamerica en 2005, la SA Aperta en 2010 y, más recientemente, la F60 America, con 10 unidades construidas para celebrar en 2014 el 60 aniversario de Ferrari en el mercado americano. Todas ellas en ediciones especiales, «one off» o para clientes especiales, adinerados y caprichosos.

Por su parte y al igual que sus ancestros, el 812 GTS marca un nuevo punto de referencia en términos de rendimiento y exclusividad. El V12 de 800 cv de Ferrari no es solo el Spider de producción más potente del mercado, sino también el más versátil, gracias a su techo rígido retráctil, una característica única en este segmento que también garantiza un espacio de carga mayor. Que digo yo, ¿a quién le importa un espacio de carga mayor en un Ferrari?.

El techo rígido retráctil no afecta las dimensiones interiores, manteniendo así el puesto de conducción espacioso para garantizar el máximo confort de los afortunados ocupantes, mientras que la luneta trasera eléctrica, que actúa como un cortavientos, hace que el automóvil pueda disfrutarse al máximo con el techo descubierto. Dicha luneta en configuración Coupé puede dejarse también abierta para permitir que los ocupantes continúen deleitándose con el excepcional sonido que brinda el V12 atmosférico.

El 812 GTS no deja de ser la versión Spider del 812 Superfast, del cual copia o emula tanto sus especificaciones como prestaciones. En concreto, el poderoso motor, gracias a su capacidad para desatar sus 800 cv a 8500 rpm, se ha convertido en el motor más potente de su clase. El par de 718 Nm garantiza una aceleración impresionante prácticamente idéntica a la del 812 Superfast, alcanzando unas prestaciones que nos aseguran una deportividad sin igual.

Estos niveles de rendimiento se logran, en parte, mediante la optimización del diseño del motor y distintas innovaciones como el uso de un sistema de inyección directa y el sistema de control de los conductos de aspiración con geometría variable, basado en los motores F1 aspirados. Estas soluciones permiten aprovechar el incremento de la cilindrada de 6.2 a 6.5 litros, para maximizar la potencia y al mismo tiempo, mantener un excelente nivel de utilización incluso a bajas revoluciones.

La instalación de un filtro de partículas de gasolina junto con el sistema Stop&Start On the Move, que corta y reinicia el motor mientras el automóvil está en movimiento, asegura que el motor cumpla con todas las regulaciones relativas a emisiones, además de contar con un nuevo sistema de inyección que optimiza el pulverizado de las partículas de combustible dentro de los cilindros.

También se puso especial atención a la calibración de la configuración del Manettino y de esta manera, el conductor siempre podrá dosificar fácilmente y con confianza el tremendo par disponible con el pedal del acelerador, gracias a la entrega de potencia suave y progresiva en todas las marchas. Cuando el Manettino está en entornos más deportivos , y lo giramos en consecuencia, los tiempos de cambio se reducen significativamente para mejorar la experiencia del conductor.

Por su parte, la geometría del sistema de escape se desarrolló para aumentar y equilibrar el sonido del motor (es un auténtico Ferrari y debe sonar) y los tubos de escape, con el objetivo de acentuar el carácter extremadamente deportivo del automóvil con el techo plegado. El resultado es un sonido V12 con mucho cuerpo en la cabina en todo tipo de conducción, pero que es particularmente apreciable cuando conducimos con el techo descubierto.

El 812 GTS, basado íntegramente en el Superfast se inspira en las proporciones del V12 con motor delantero de Ferrari, sin alterar sus dimensiones exteriores o el espacio interior y la comodidad, generando a su vez, una armonía perfecta entre deportividad y elegancia. En el lateral, el diseño de los flancos acorta visualmente la cola y se caracteriza por líneas de pliegue fuertemente inclinadas y alargadas, que favorecen una imagen musculada y muy atractiva.

En esta versión Spider del 812 Superfast, se ha rediseñado toda la parte trasera del automóvil que incluye techo, paneles y maletero. La idea era brindarle al automóvil una nueva combinación de elegancia y equilibrio, gracias a dos contrafuertes que aportan sensación de empuje hacia adelante y que debajo de los cuales se guarda el mecanismo de movimiento del techo. También, y desde una perspectiva estilística, la rueda trasera ha perdido el aporte aerodinámico característico del 812 Superfast, pero la ausencia de este conducto se ha compensado reconfigurando el difusor trasero que ahora tiene una aleta adicional que favorece un mayor agarre en altas velocidades.

Y es que, aerodinámicamente, el 812 GTS planteó dos desafíos principales para los diseñadores de Ferrari. El primero fue cómo garantizar el mismo rendimiento que la versión Coupé con el techo desplegado y el segundo, es que se debía garantizar la máxima comodidad del pasajero con el techo recogido. Dos desafíos que los diseñadores del centro Style de Ferrari han sabido solventar a base de inventiva y jugando con las nuevas formas del deportivo.

Durante la fase de desarrollo el objetivo del 812 GTS era mantener la sensación estimulante de velocidad y potencia que brinda la versión berlinetta en términos de aceleración, respuesta y agilidad. Obviamente, lo ha conseguido. El 812 GTS está equipado con todos los componentes y sistemas de control de nueva generación del 812 Superfast . Tiene una dirección asistida eléctrica que, de acuerdo con la tradición Ferrari, se utiliza para explotar completamente el potencial del automóvil en términos de rendimiento al integrarlo con todos los controles electrónicos de dinámica del vehículo, incluida la versión 5.0 del SSC patentado de Ferrari. Otro de los sistemas integrados es el sistema Virtual Short Wheelbase 2.0, que ha evolucionado aún más en función de la experiencia adquirida desde su debut en el F12tdf.

También se presentan las siguientes características de asistencia al conductor de alto rendimiento: el sistema Ferrari Peak Performance que favorece a que cualquier «mindundi» pueda mantener el coche de lado de una forma controlada ya que en las curvas, el par del volante proporcionará al conductor una indicación de que el automóvil se está acercando a su límite de agarre, ayudando al control de ese estado dinámico. Con el sistema Ferrari Power Oversteer en el caso de sobre viraje, inducido con mayor frecuencia al salir de las curvas, el par del volante le dará retroalimentación al conductor para brindarle información coherente con la realineación correcta del automóvil.

Por otra parte, la calibración optimizada de los amortiguadores magnetoreológicos del automóvil se traduce en una configuración idéntica a la versión berlinetta a pesar del aumento de peso en 75 kg por el refuerzo en el chasis, al ser una versión sin techo.

En consecuencia, sus niveles de rendimiento general son muy similares a los de la berlinetta, con una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y de 0 a 200 km/h en tan solo 8,3 segundos. La velocidad máxima del Ferrari 812 GTS es la misma que la berlinetta, 340 km/h y todo ello; a cielo abierto, si queremos…).

Gracias a marcas como Ferrari aún podemos disfrutar con estas joyas de la automoción. Bueno…, pueden…, algunos pocos….

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar