Ferrari Testa Rossa J. La escala de los dioses.

Motorproyect.com > Noticias de Actualidad > Ferrari Testa Rossa J. La escala de los dioses.

Ferrari Testa Rossa J. La escala de los dioses.

09/08/2021 / 0 Comentarios / 210 / Noticias de Actualidad
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

El Ferrari Testa Rossa J es un proyecto especial que brinda a los entusiastas de Ferrari de todas las edades la oportunidad de experimentar la emoción de conducir una leyenda automotriz que data de 1957 (el original).

Gracias al tesón de los responsables, la nueva edición limitada para los coleccionistas más apasionados del Ferrari Testa Rossa, obtenemos el nuevo Ferrari Testa Rossa J, que es una réplica a escala del 75% de un clásico de renombre, propulsado por un motor eléctrico. El coche es una reproducción fiel del Testa Rossa de 1957, uno de los coches más icónicos y exitosos de la historia de Ferrari y del automovilismo. Se construirá una tirada limitada de solo 299 vehículos.

La marca italiana ha liderado todos los aspectos del proyecto, en colaboración con The Little Car Company, una firma especializada en la producción de coches eléctricos y no eléctricos para los más pequeños de la casa. El Centro de Estilismo de Ferrari en Maranello supervisó las proporciones y libreas, mientras que el chasis y otros componentes se crearon utilizando dibujos de diseño originales en poder del departamento Classiche de Ferrari.

Si bien el Ferrari Testa Rossa J está diseñado para ser conducido por cualquier persona mayor de 14 años de edad, no está homologado para uso en carretera.

La atención al detalle es exquisita: la carrocería está construida a partir de aluminio elaborado a mano, el mismo proceso que se empleó en los modelos históricos. Para recrear con precisión el intrincado chasis del 250 Testa Rossa, los dibujos originales en papel del Departamento de Ferrari Classiche fueron escaneados y recreados digitalmente. El coche junior conserva la misma geometría de dirección y suspensión, lo que le da un manejo auténtico para que coincida con su apariencia original. La pintura es la misma que se aplica a la actual gama de automóviles de carretera de Ferrari, al igual que la insignia en la parte delantera.

El mismo detalle meticuloso se encuentra en el interior. El Centro de Estilismo de Ferrari ha diseñado un único asiento que acomoda a un adulto y a un adolescente, incorporando fielmente el motivo de tubos del original y utilizando la misma tapicería de cuero de alta calidad que se encuentra en la gama Ferrari hoy en día. El volante está fabricado por Nardi, la misma compañía especializada que suministró el modelo de 1957, y cuenta con el sistema de liberación rápida más pequeño de la historia de Ferrari para facilitar la entrada del conductor.

Las esferas clásicas han sido remasterizadas y reutilizadas para su nuevo papel en un coche eléctrico, pero conservan el diseño y las fuentes originales. Los indicadores de aceite y agua ahora monitorean las temperaturas de la batería y el motor, mientras que el medidor de combustible ahora es el medidor de batería y el tacómetro se ha convertido en un velocímetro. Incluso hay un indicador de potencia que también muestra el nivel de frenado regenerativo que se está desplegando.

Como guiño a la actual generación de coches de carretera, los pedales son del F8 Tributo y los neumáticos son suministrados por Pirelli, socio técnico oficial de Ferrari, montados en las ruedas de alambre de 12″ hechas a mano. La suspensión se cuida con amortiguadores Bilstein y muelles personalizados que fueron afinados y firmados por los pilotos de prueba de Ferrari en la pista de pruebas de Fiorano en Maranello.

Por su parte, las tres baterías que alimentan el motor eléctrico se colocan en la parte delantera del coche, y proporcionan aproximadamente 90 km de autonomía, dependiendo del estilo de conducción. Se accede a ellas bajo el capó delantero, mientras que el coche también se puede cargar donde antes residía la tapa de combustible.

La esfera ‘Manettino’ también ofrece la posibilidad de elegir entre cuatro modos de conducción, lo que garantiza el placer de conducir con los más altos niveles de seguridad. El modo Novato (1 kW / 20 km/h) facilita a los conductores novatos la experiencia de conducción con aceleración controlada y la capacidad de desactivar remotamente el coche desde la distancia con un llavero. Los modos Confort (4 kW / 45 km/h), Sport y Race se vuelven progresivamente más deportivos, con una aceleración con capacidad de respuesta instantánea y velocidades máximas más notables.

La seguridad también ha sido una prioridad en todo el desarrollo del coche: se reforzaron los paneles laterales metálicos y se puede anclar una barra antivuelco opcional al chasis. Los frenos de disco Brembo reemplazan el sistema de tambor original para maximizar el rendimiento de frenado, y estos se complementan con un freno de mano hidráulico.

Además, un configurador de automóviles en línea permite a los clientes elegir entre 14 libreas históricas, 53 colores de carrocería y libreas de carreras personalizadas adicionales, todo auténticamente en consonancia con el estilo Ferrari. Pero os aseguro que el «juguete» no será barato. 93.000 euros tendrán la culpa. 

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar