Lo demás es historia: 20 años de un probable (único) Porsche Cayenne Cabrio

My Motor Life > Lo demás es historia > Lo demás es historia: 20 años de un probable (único) Porsche Cayenne Cabrio

Lo demás es historia: 20 años de un probable (único) Porsche Cayenne Cabrio

07/08/2022 / 0 Comentarios / 263 / Lo demás es historia
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Hace poco tiempo os dijimos que el exitoso Porche Cayenne cumplía 20 años, pero cuando se visionó, también se vislumbraron varias opciones sobre esa base y una de ellas, fue ésta. Porsche se planteó desde el principio distintas alternativas a la carrocería SUV clásica de cinco puertas del Cayenne.

Poco después del lanzamiento de la primera generación, se estuvieron considerando tres variantes adicionales: un coupé, una versión alargada en 20 centímetros y con una tercera fila de asientos, así como un descapotable.

Sorprendentemente, lo que podría haber parecido la opción menos convencional, un descapotable de aproximadamente 4,8 metros de largo basado en el Cayenne, no se descartó de inmediato, sino que se construyó una unidad. Hoy en día, existen algunas unidades de SUV descapotables como el Evoque o el T-Roc, pero era bastante pronto para la hora del Cayenne y dudo mucho que tuviera éxito.

Pero fabricaron uno y todavía hay un solo ejemplar del Cayenne descapotable guardado en el Museo Porsche. Sin embargo, no se trata de una unidad para circular por carretera, sino de una maqueta que se puede conducir en instalaciones cerradas al tráfico.

Los diseñadores quitaron el techo, pero prescindieron de las medidas necesarias de rigidez para la carrocería de un cabrio. Incapaz de proporcionar una conducción segura y estable, el vehículo se transporta a su destino cuando es necesario y nunca se planificaron pruebas de conducción, ya que esta unidad se hizo simplemente para evaluar cuatro criterios.

¿Se va cómodamente sentado en el vehículo cuando el techo desciende en forma de coupé hacia la parte trasera y cuando el parabrisas y los pilares A son más cortos? ¿Es práctico el Cayenne como modelo con dos puertas que son 20 centímetros más largas? ¿Es posible incorporar una capota de lona elegante y de alta calidad que también se pueda plegar rápidamente? Y, ¿cómo debe diseñarse la parte trasera? En 2002 todavía no había un acuerdo sobre esto último y se diseñaron dos secciones traseras diferentes. En una, el piloto posterior izquierdo se colocó en una posición más baja, mientras que en la otra estaba bastante más elevado. Si el coche hubiera llegado a la producción, obviamente se habría optado por un único diseño trasero y los problemas técnicos, sin duda, se habrían resuelto.

Ya entonces se concibió un mecanismo de techo blando que ahora es familiar: el capó del maletero de este Cayenne prototipo iba enganchado tanto en la parte delantera como trasera, lo que permitía abrirlo en ambas direcciones. La capota se desplazaría sobre el arco de seguridad fijo (Targa) y estaría alojada en la parte trasera, donde la tapa del maletero se abriría en la dirección opuesta, y dicha capota se plegaría en forma de Z. Se trata de una solución semejante a la del Porsche 911 Targa, desde el modelo de la generación 991. Sin embargo, el mecanismo nunca pasó de la etapa de simulación por ordenador para el Cayenne descapotable y no acabó de construirse por completo. Hoy, la capota de lona se guarda en el maletero de la pieza de museo y debe colocarse manualmente si es necesario.

Si bien la idea del coupé de 2002 se retomó más tarde y se implementó en 2019 en un exitoso Cayenne de producción, Porsche no siguió adelante con la alternativa del descapotable. Las previsiones sobre rentabilidad no eran especialmente halagüeñas y había dudas de si el coche iba a resultar tan atractivo como debería ser un Porsche. 

Fue un proyecto interesante, pero quedó como curiosidad y no llegó a ningún puerto. Ahora sí, pasó a los anales de la historia y este año cumpliría los 20 si se hubiera llevado a cabo. 

Avatar

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar