Lo demás es historia: 25 años de Porsche Boxter

Motorproyect.com > Lo demás es historia > Lo demás es historia: 25 años de Porsche Boxter

Lo demás es historia: 25 años de Porsche Boxter

01/02/2021 / 0 Comentarios / 135 / Lo demás es historia
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

El Boxster tiene un significado muy especial para Porsche y marcó una nueva orientación en la estrategia de modelos del fabricante de vehículos deportivos, con la que se abrió un nuevo camino durante los momentos más difíciles de la marca de mediados de los noventa.

Ese nuevo rumbo se reflejó en el primer motor de seis cilindros de tipo boxer refrigerado por agua y también en el concepto de transporte inteligente de piezas, que se estrenó con el ágil roadster de motor central. Este sistema también se incorporó a la generación 996 del 911, lanzada al mercado un año después, e hizo posible la vuelta a la rentabilidad de Porsche en la producción.

Este biplaza de precio muy atractivo y acceso al mundo Porsche, conquistó desde el principio el corazón de nuevos clientes más jóvenes. En términos de apariencia, incorporó elementos de la ya reconocida historia de la marca. El aspecto del Boxster concept car mostrado en Detroit evocaba la imagen del legendario 550 Spyder y del 718 RS 60 Spyder de competición. Fue tan bien recibido en enero de 1993, que el Consejo de Dirección intervino en el desarrollo continuo del diseño del modelo de producción y ordenó: “Construid el coche de serie igual que el concept car”. Como se demostró con el tiempo, fue una decisión correcta.

Cuando se lanzó el modelo de producción en agosto de 1996, recordaba mucho a aquel concept car. Compartía el frontal con la generación 996 del 911, por lo que no había dudas de su linaje. Era un verdadero Porsche. Al mismo tiempo, su motor de cilindros opuestos colocado en posición central, que inicialmente tenía 2.5 litros y una potencia de 204 CV, fue desarrollado para cumplir con la estricta normativa de emisiones de la época, gracias a la refrigeración por agua y a la tecnología de cuatro válvulas por cilindro con tiempos de apertura variables en las de admisión.

Poco después se introdujeron algunas mejoras en el modelo y se aumentó la potencia. La primera generación del Boxster (986) recibió un motor 2.7 en 1999, en un principio con 220 CV y, posteriormente, con 228 CV. El Boxster S se lanzó a continuación, con un motor de seis cilindros y 3.2 litros que disponía de 252 CV, que pasó poco más tarde a 260 CV. La generación 987 llegó en 2004. Tenía un refinado diseño, llantas de 17″ y un nuevo interior, así como las opciones de una suspensión con amortiguadores de dureza variable, frenos cerámicos PCCB y el pack Sport Chrono. Los motores pasaban a tener 240 CV y 280 CV, respectivamente, sin variar la cilindrada. Al final del periodo de producción de esta generación, las potencias subieron a 255 CV para una cilindrada de 2.9 litros y a 310 CV para un bloque de 3.4 litros. La caja de cambios PDK reemplazó a la transmisión automática Tiptronic S que se ofrecía anteriormente.

En 2012, Porsche presentó la generación 981 del Boxster, con un estilo renovado y líneas más afiladas. Gracias a una carrocería ligera completamente nueva y a un chasis revisado, el coche ofrecía un aspecto más musculoso y era más rápido que antes. La capota de lona, de accionamiento eléctrico, no contaba con una tapa para cubrirla cuando estaba quitada, los voladizos delantero y trasero eran aún más cortos y el parabrisas se movió ligeramente hacia adelante, pero la esencia del Boxter permanecía inalterada. Los motores bóxer de seis cilindros, con 2.7 litros (265 CV) y 3.4 litros (315 CV), contaban con inyección directa y consumían menos. En abril de 2014, apareció el Boxster GTS con 330 CV. Pero, sin duda, la estrella era el Boxster Spyder, que con su motor de 3.8 litros y 375 CV que causaba sensación.

La actual generación 982 del Porsche 718 Boxster marcó una nueva referencia en enero de 2016. Se lanzó con motores turbo de cuatro cilindros y un diseño mejorado. El propulsor de 2.0 litros tenía 300 CV y el 2.5 alcanzaba los 350 CV, gracias a turbocompresores de geometría variable. El Boxster GTS apareció poco tiempo después con 365 CV. A mediados de 2019, la nueva edición del Boxster se situaba en lo más alto de la gama y utilizaba el mismo motor 4.0 de 420 CV que su hermano coupé más poderoso, el 718 Cayman GT4. Desde 2020, este motor central de seis cilindros también equipa al 718 Boxster GTS 4.0, pero con una potencia sensiblemente reducida (400 CV).

Como habéis podido comprobar, la historia del Porsche Boxter ha sido corta pero muy intensa, así que les deseamos que cumplan otros 25 años más en el candelero. Aunque la «estrella» siempre será el 911.

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar