Lo demás es historia: Citroën 2CV Charleston

Motorproyect.com > Lo demás es historia > Lo demás es historia: Citroën 2CV Charleston

Lo demás es historia: Citroën 2CV Charleston

29/10/2020 / 0 Comentarios / 203 / Lo demás es historia
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

En 1980 el Citroën 2CV seguía en su pleno apogeo y, aunque existían coches mucho más modernos, el coche «involcable» seguía teniendo una salud comercial de hierro. Ese año Citroën lanzó una serie especial de 8.000 unidades del 2 CV bautizada como ‘Charleston’. 

Aquel coche chic y sin complejos, respondía a la definición más elevada de equipamiento (bueno; el de la época) y de potencia jamás visto en un 2 CV. Basado en el acabado Club, el 2 CV 6 Charleston se diferenciaba de este último por su tapicería específica y por sus faros redondos, los mismos que equipaban al 2 CV Spécial.

A partir del año siguiente, en julio de 1981, el éxito fue tal que la serie limitada, se hizo un hueco muy importante y comenzó su fabricación en serie en la planta de Levallois, integrándose en la gama normal de Citroën. La versión de gran serie se diferencia de la serie limitada por la adopción de faros cromados y por una tapicería gris adornada con rombos.

Propuesto inicialmente con una carrocería en colores Rojo Delage y Negro, se ofreció a partir de julio de 1982 también en una variante Amarillo Hélios y Negro que, en julio de 1983, se reemplazó por una versión pintada en dos tonos de gris, Gris Nocturne y Gris Cormoran. La producción se mantuvo hasta 1988 en la planta de Mangualde en Portugal y los modelos fabricados en esa planta se identificaban gracias a la presencia del logotipo del cristalero español ‘Covina’ en los cristales.

El 27 de julio de 1990 a las 16.30h, el último 2 CV, un modelo que también se fabricó en Vigo, salió de la cadena de Mangualde. Era un 2 CV 6 Charleston gris Nocturne y Gris Cormoran. Fue la unidad número 5.114.969 y última del modelo.

Y es que el 2CV es un icono de la historia del automóvil y es el nexo de unión de miles de coleccionistas en todo el mundo. La terminación Charleston contribuyó a ese éxito inusitado en los últimos 10 años de producción. De hecho, fue tal su relevancia que en la actualidad, por una versión en orden de marcha y en buen estado, la cotización de un 2 CV Charleston es de unos 14.500 euros para la serie limitada original y de unos 10.500 euros para la versión de serie.

¿Tenéis alguno de esos aparcado y olvidado en el granero?. Pues creo que tenéis un tesoro de la automoción. Hacéroslo mirar…

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar