Lo demás es historia: El rojo el color predilecto de Honda.

Motorproyect.com > Lo demás es historia > Lo demás es historia: El rojo el color predilecto de Honda.

Lo demás es historia: El rojo el color predilecto de Honda.

03/04/2020 / 0 Comentarios / 267 / Lo demás es historia
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

El color que más caracteriza y representa la trayectoria de Honda a lo largo de su historia es el rojo. Completamente reconocible en el logotipo de la marca o en los diferentes modelos de automóviles, motocicletas, pero su uso no siempre estuvo permitido por las autoridades japonesas.

Cuatro años después de su fundación, en 1952, a raíz de la producción del motor auxiliar de bicicletas Cub que se utilizaría en la Honda Type-F Cub ya se anunciaba «el motor rojo con un tanque de gasolina blanco». Y poco más tarde, en 1964, la campaña de marketing «You meet the nicest people on a Honda«, protagonizada por el color rojo en sus modelos y diseños, marcó un punto de inflexión para la expansión de la marca en el mercado norteamericano mediante la promoción de la motocicleta Super CUB para todos los públicos y usos sociales de transporte.

El rojo mola como imagen, pero aunque el color rojo está presente en una amplia variedad de automóviles, motocicletas Honda, como os hemos indicado antes, su presencia no siempre estuvo garantizada.

Para Soichiro Honda, fundador de la compañía, el primer turismo de Honda, el mítico S500 de 1963, tenía que ser rojo, al igual que Henry Ford dijo en su momento que el que quisiera un Ford T lo podía pedir del que color que quisiera, mientras fuera negro. Pero en aquella época en Japón el color rojo estaba prohibido para los automóviles ya que su uso era exclusivo y reservado para los vehículos de bomberos, así como el color blanco, reservado para las ambulancias. Pero Honda, tras una campaña y arduo esfuerzo para que fuera posible, consiguió poner fin a las restricciones.

Ese mismo año, entró en escena el monoplaza de Fórmula 1 de Honda, el RA271, el primer bólido japonés en competir a nivel mundial. Entonces era obligatorio pintar los coches con los colores del país competidor, por ello, el RA271 se pintó de color marfil con la bandera de Japón y el logo de Honda en rojo. Un diseñó histórico para la marca que se trasladaría a partir de entonces a modelos de producción posteriores como el NSX Type R y el Integra Type R.

A lo largo de los años, el color rojo de la carrocería en modelos míticos como el NSX, el S2000, el Type R y el Civic ha sido siempre un éxito de ventas. Pero el rojo de Honda no ha estado sólo reservado a la carrocería: la tapicería e incluso los motores de los modelos más deportivos de la gama también han usado el característico color de la marca.

Pero no sólo era una exclusividad de los coches, ya que en los años 60, las motos de Honda, que entonces empezaban a competir y a acumular victorias en las pistas europeas eran básicamente rojas. Los modelos RC son los grandes dominadores en todas las categorías del campeonato mundial de motociclismo, entre los que destaca la RC166, una moto con la que Mike Hailwood consiguió el título mundial en 1966, ganando las 10 carrearas del campeonato. A partir de los 70, el rojo también pasaría a ser el color predominante de la gama de motocicletas de motocross (CR y CRF) con las que Honda ha acumulado múltiples títulos mundiales a lo largo de la historia.

Desde los años 80 la firma se ha caracterizado por la fabricación de modelos en múltiples colores, y han destacado las motocicletas tricolor que se hicieron también famosas por las victorias conseguidas. Entre ellas, la RCB1000, la NR500 o la XR500R, que conseguiría ganar el primer Rally París-Dakar. En la actualidad, el rojo predomina en el diseño de numerosos modelos como la Africa Twin o la CBR1000RR-R Fireblade SP.

En los automóviles, el color rojo en el emblema sigue estando reservado a los modelos más deportivos de la marca, pero hoy millones de Honda multicolores circulan por las carreteras japonesas y de todo el mundo. Esto que es totalmente habitual en el sector, supuso una apuesta totalmente rompedora en 1966 con el N360, que se ofreció en 13 vistosos colores diferentes, y un eslogan que se convertiría en filosofía: «Colourful Honda«.

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar