Lo demás es historia: Porsche Cayenne.

Motorproyect.com > Lo demás es historia > Lo demás es historia: Porsche Cayenne.

Lo demás es historia: Porsche Cayenne.

23/12/2020 / 0 Comentarios / 213 / Lo demás es historia
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Probablemente, el modelo del que os hablaremos y recordaremos hoy, sea el modelo de Porsche que los salvó de la «quema», ya que no se podía vivir sólo del mítico 911. Además llegó en una buenísima época, en la que la demanda de modelos SUV se multiplicó y «constructores», «arquitectos» y gente de bien, querían tener uno en su garaje. Hace casi dos décadas, Porsche se aventuró en el segmento de los SUV con el Cayenne, que exploró con éxito nuevos mercados. Ahora ha alcanzado la marca del millón de unidades fabricadas y es hora de mirar hacia atrás.

El concepto del Cayenne se concibió a finales de la década de los noventa y, en 2002, Porsche presentó al público mundial el primer SUV de la compañía. 18 años después, el Cayenne un millón ha salido de la línea de producción de Bratislava, Eslovaquia: un GTS en Rojo Carmín que se entregó a un cliente alemán.

El Cayenne ha creado su propio segmento, junto con el Touareg y con el paso de los años continúa estableciendo nuevos estándares y superándose a sí mismo. Rescató a la compañía de una crisis, fue pionero en la hibridación y batió récords. Porsche creció en tamaño y rentabilidad gracias al Cayenne y hasta hoy, este SUV es un símbolo de la historia de éxito de la compañía.

La gran caída del tipo de cambio del dólar, la estrategia de modelos y los altos costes de producción crearon problemas a la empresa y a partir de 1986, Porsche atravesó dificultades económicas. En 1991, solo vendió 23.000 coches, la mitad que cinco años antes. A finales de 1992, las pérdidas sumaban 240 millones de marcos alemanes. El punto más bajo se alcanzó en el año 1992/1993 con ventas de solo 14.362 vehículos. En el ejercicio 1989/1990, el volumen de ventas era todavía de 31.235 unidades. Poco tiempo después, en enero de 1993, el prototipo del Boxster presentado en el Salón de Detroit tuvo una acogida muy entusiasta. Porsche produjo entonces el deportivo Boxster, también biplaza, junto a la gama 911. Esto aseguró un fuerte repunte en 1996, con 32.000 coches vendidos.

Pero no te puedes dormir en los laureles. Siempre ha sido así. El siguiente paso fue decidir qué modelo podría complementar la gama en un futuro próximo. ¿Qué es lo que demandaría el público a principios del siglo XXI? ¿Qué había que desarrollar a finales de los años 90? Mirando la bola de cristal, ¿qué coche podría ser apropiado para el mercado? ¿Qué podría aumentar los ingresos? ¿Un tercer coche de dos puertas? No, no otro coche de dos puertas. Se lanzó el proyecto «Colorado». Una colaboración con Volkswagen, ya que Porsche no quería aventurarse sola con un SUV. Los requisitos: potente, con grandes cualidades dinámicas y adecuado para todo tipo de terreno. Un coche familiar de cinco plazas con el típico ADN deportivo de Porsche

Había nacido la idea del Cayenne. Con ese modelo, Porsche haría todo de manera diferente a cómo lo hacía antes. Porsche alquiló una fábrica de 3.800 m2 en el polígono industrial «Nord» de Hemmingen, una comunidad de 8.000 habitantes, aproximadamente a mitad de camino entre la fábrica matriz y el Centro de Desarrollo. La factoría era inconfundible, rodeada de vallas y con ventanas de espejo. Se realizaron varias transformaciones, así como un aparcamiento de varias plantas al lado para el personal, los transportes y los prototipos. Porsche compartió con Volkswagen la sede de Hemmingen creada para el proyecto «Colorado», que consistía en preparar el Cayenne y el Touareg para su producción en serie.

El Cayenne se anunció por primera vez en 1998, aunque todavía no con su nombre definitivo y el «vehículo deportivo y todoterreno» evolucionó rápidamente para convertirse en el tercer pilar del negocio, junto al 911 y al Boxster, pero también en la fuerza motriz que ayudó a sacar a la empresa de una crisis. Zuffenhausen no se consideró como centro de producción porque estaba operando a plena capacidad con el 911

Se construyó una nueva planta en Leipzig, que se terminó aproximadamente dos años después de la ceremonia de inicio de las obras y casi 700 empleados trabajan allí hoy en día. Pero Porsche estaba asumiendo un gran riesgo con esas considerables inversiones en la producción y eso también es parte de lo que hace a esta compañía lo que es: explorar nuevos caminos, demostrar coraje, aprovechar al máximo las oportunidades. El Cayenne estuvo listo a tiempo para la ceremonia de apertura de la planta, en agosto de 2002 y Porsche lo presentó solo unas semanas más tarde, en septiembre de 2002, en el Salón de París.

La estrategia «Colorado» fue un éxito. Porsche obtuvo beneficios con el Cayenne y, además, reforzó su colaboración con Volkswagen. Pero este es solo el comienzo de la brillante historia de un modelo que va ya por su tercera generación. Desde 2019, Porsche ofrece además una variante adicional de carrocería: el Cayenne Coupé.

Inicialmente, hubo versiones Cayenne, Cayenne S y Cayenne Turbo, para posteriormente añadirse el GTS, el Turbo S y, finalmente, el Diesel. En total, salieron de la línea de producción más de 275.000 coches.

La segunda generación se lanzó en 2010, con una imagen actualizada y nuevas versiones, el S Hybrid y un S Diesel y en 2014, Porsche volvió a marcar la pauta con el primer híbrido enchufable en el segmento de los SUV premium. De esta manera la empresa ha podido, una vez más, acceder a nuevos mercados y establecer una nueva referencia, primero con el híbrido y después con el híbrido enchufable. La tercera generación se introdujo en el mercado en 2017, con un avance en la dinámica de conducción, una optimización del uso diario, así como una reducción del consumo y de los valores de CO2.

Las cifras también hablan en favor del SUV y ponen de relieve su éxito: en el ejercicio económico 2007/2008, el Cayenne superó al Porsche 911 en casi 50.000 unidades, con una producción total de más de 105.000 unidades.

Otros logros: entre 2003 y 2008, la TransSyberia cubría una ruta de más de 7.000 kilómetros en dos semanas, consiguiendo los 3 primeros puestos en 2007 y, un año más tarde, ocupó los primeros cinco lugares. Diez años después, Porsche se aseguró una referencia en el Libro Guinness de los Récords cuando el Cayenne arrastró un Airbus A380 de 285 toneladas durante 42 metros. Superó en 115 toneladas el récord existente de un «coche de producción en serie que arrastra el avión más pesado».

Pero un Porsche se siente más a gusto en un circuito que en un aeródromo, especialmente si se trata de Nürburgring. Es ideal para pruebas en pista, carreras e intentos de récord y, si puedes estar a la altura en el «Infierno Verde», puedes competir en cualquier parte del mundo. El Cayenne Turbo S fue el primer SUV que consiguió allí bajar de los ocho minutos en una vuelta.

Justo antes del lanzamiento al mercado del Cayenne, los diseñadores y desarrolladores estaban considerando nuevas versiones del nuevo modelo. Se pensó en un descapotable parcial, con un pilar C alto, y se creó una maqueta a escala 1:1 para su presentación y el modelo con la barra tipo Targa tuvo buena acogida. 

No obstante, creo que han estado acertados con el actual tipo coupé y sin duda, el Porsche Cayenne ha marcado y ha salvado a la marca de una desaparición, más o menos, inminente. 

 

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar