Mercedes-AMG GLS 63 4Matic+. El referente del lujo y la deportividad.

Motorproyect.com > Blog > Mercedes-AMG GLS 63 4Matic+. El referente del lujo y la deportividad.

Mercedes-AMG GLS 63 4Matic+. El referente del lujo y la deportividad.

30/04/2020 / 0 Comentarios / 165 / Blog
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

El Mercedes Benz GLS representa a lo más granado y lujoso de la sociedad SUV. La versión AMG sobre la magnánima base de uno de los SUV más sibaritas del mercado, completa un poderío intrínseco y le aporta una deportividad y una potencia inigualable. 

Que estamos ante la versión más impresionante y poderosa del GLS lo percibimos ya desde su visión exterior y con el «gigante» parado, inclusive. Sus rasgos estéticos lo delatan y entre otros aditamentos, nos encontramos con una calandra del radiador específica de AMG con barras verticales en cromo brillante que es mayor que en otros modelos AMG, por otra parte lógico, ya que las medidas totales del SUV más grande de la marca así lo delimitan. 

Destacan asimismo el expresivo capó, las marcadas nervaduras del contorno y los faros MULTIBEAM LED que forman parte del equipamiento de serie. A esto se suman el faldón delantero AMG remodelado con perfil, denominado por la marca Jet Wing, integrado en negro de alto brillo, el splitter frontal y el listón de adorno Jet Wing en cromo plateado, así como las deportivas rejillas de entrada de aire laterales de diseño deportivo.

El faldón trasero AMG de nuevo diseño, con difusor de acabado deportivo, acentúa visualmente la anchura de la carrocería y domina la vista trasera junto con el sistema de escape AMG con dos embellecedores rectangulares de las salidas de escape dobles con el estriado característico de los modelos de alta potencia. Para rematar esa visión deportiva y tan característica, calza de serie llantas de aleación de 21 pulgadas y 10 radios color gris y pulidas a alto brillo, pero no obstante, los clientes que deseen personalizar su vehículo tienen a disposición otras seis versiones de las llantas, en un formato de hasta 23 pulgadas. También el carácter expresivo del GLS 63 puede acentuarse con el paquete AMG Night opcional, que incluye algunos elementos estéticos en color negro de alto brillo. Será por dinero…

Si accedemos al interior, el habitáculo del GLS 63 transmite una agradable sensación de amplitud para, incluso, 7 pasajeros. Sí, además de su extrema deportividad y potencia puede alojar hasta 7 ocupantes rodeados de un lujo y una sensación premium inusitada. 

Pero además de ese ambiente de lujo con el que nos agasaja, estamos hablando de la versión AMG, por lo que debe contener esos elementos específicos que nos recuerden, continuamente, que no estamos conduciendo un GLS «cualquiera». Algunos de estos elementos que destilan el ambiente auténtico de AMG son los pedales deportivos de acero inoxidable cepillado con tacos de goma, los listones de umbral iluminados con distintivo AMG, las alfombrillas negras con distintivo AMG y la iluminación de ambiente. Por supuesto, nos encontramos con materiales de alta calidad en el tablero de instrumentos, como un revestimiento en símil de cuero ARTICO en la línea de cintura de las puertas y elementos de adorno en madera de tilo antracita brillante, que subrayan la calidad del interior.

Los asientos específicos para el conductor y el acompañante brindan una sujeción lateral optimizada y disponen de módulos de acolchado, también específicos, que hacen que la sujeción y la comodidad sea la óptima en todo momento, así como placas AMG en los respaldos. El tapizado de serie es de napa en color negro pero como opción, puede sustituirse este tapizado por otras siete variantes de colores y materiales. Con el fin de asegurar un confort de primera, los asientos multicontorno para el conductor y el acompañante están equipados con climatización de asiento y paquete de memorias. La segunda fila cuenta de serie con calefacción en los asientos, algo que se ofrece como opción también para la tercera fila.

Por supuesto contamos con todo el equipamiento de confort y seguridad del más alto nivel que nos podríamos encontrar en cualquier producto de la gama S de Mercedes Benz, además de poder, a golpe de talonario, completar ese equipamiento de lujo con lo que se nos antoje. 

El motor AMG V8 biturbo de 4.0 litros del Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+ está equipado con un alternador arrancador EQ Boost integrado. Este componente combina el arrancador y el generador eléctrico en un potente grupo, un motor eléctrico integrado de forma compacta entre el motor y el cambio. De esta manera, la potencia adicional disponible brevemente (22 CV y 250 Nm de par motor) permite acelerar con gran espontaneidad, tanto con el vehículo parado como, por ejemplo, en maniobras de adelantamiento. Este componente aporta además la electricidad necesaria para la red de a bordo de 48 voltios, y no asume solamente las tareas de un generador eléctrico, sino también determinadas funciones de propulsión híbrida.

De esta manera, el motor del GLS 63 desarrolla 612 CV, más los 22 CV adicionales que genera, de forma puntual, el arrancador EQ Boost a la potencia del motor V8 biturbo, que alcanza un impresionante par de hasta 850 Nm. La aceleración 0-100 km/h termina a los 4,2 segundos y la velocidad máxima autorizada asciende a 250 km/h (limitada electrónicamente). En combinación con el paquete AMG Driver opcional pueden alcanzarse hasta los 280 km/h. Hay que tener mucho «bemoles» para alcanzar esas velocidades con un «bicho» de estas características… La configuración final se completa con un cambio de marchas automático AMG SPEEDSHIFT TCT con nueve marchas y función de doble embrague.

En cuanto a esquema de suspensiones se refiere, contamos con el tren de rodaje de serie con suspensión neumática AMG RIDE CONTROL+, un reglaje específico de los muelles y los amortiguadores y la regulación adaptativa de la amortiguación ADS+. Todo junto, combina un dinamismo sobresaliente con un elevado confort de rodadura. De esta manera, el conductor puede preseleccionar la curva característica de la amortiguación en tres niveles: Comfort, Sport y Sport+, lo que permite acentuar las diferencias perceptibles entre un confort elevado en trayectos largos y un dinamismo meramente deportivo.

De todas formas, para asegurarnos una maniobrabilidad sobresaliente y un confort de rodadura excelente en todo momento, además de la suspensión neumática de serie, contamos con otros elementos como el AMG ACTIVE RIDE CONTROL, basado en la red eléctrica de 48 voltios, con dos actuadores electromecánicos de funcionamiento independiente en el eje delantero y en el eje trasero. 

Este sistema contrarresta los incómodos movimientos de balanceo y hace posible una reacción ideal a los cambios bruscos de dirección y de carga. También aumenta el confort de conducción en rectas prolongadas, pues puede compensar las fuerzas resultantes de irregularidades de la calzada. De ese modo es posible adaptar activamente los movimientos de la carrocería a las condiciones de conducción.

A estos dos sistemas del esquema de suspensiones, debemos sumar la tracción total variable AMG Performance 4MATIC+, con una distribución de par completamente variable entre 0:100 y 50:50 y un diferencial autoblocante con regulación electrónica. La tracción integral mejora tanto la adherencia a la calzada como el dinamismo del conjunto, sean cuales sean las condiciones climáticas o las maneras de conducción del usuario. Siempre nos brinda un plus de seguridad y efectividad muy importante.

Y, por supuesto, no nos debemos olvidar de los diferentes modos de conducción que podemos elegir, englobados dentro del sistema AMG DYNAMICS, que en esta ocasión son seis:

Comfort: conducción confortable y optimizada para reducir el consumo, entre otras medidas mediante cambios tempranos a una marcha más larga.

Sport: cariz deportivo mediante una respuesta más ágil del acelerador, cambios más rápidos y reducción más temprana a una marcha más corta.

Sport+: carácter aún más deportivo gracias a una reacción más ágil al pedal acelerador e intervención precisa en el par motor al cambiar a una marcha más larga mediante inhibición de los cilindros para una transición aún más corta. Aumento del número de revoluciones de ralentí para un arranque más rápido.

Individual: adaptación individual de la propulsión, el cambio, AMG DYNAMICS, el tren de rodaje y el sistema de escape. En los modos Reduced y Moderate de la propulsión está disponible además la función de planeo.

Trail: conducción segura, unida a máximas prestaciones sobre terrenos blandos, embarrados o resbaladizos. El vehículo asume una altura más elevada, con lo que aumenta en 55 mm la altura libre sobre el suelo.

Arena: se ajusta el tren de rodaje y la tracción integral 4MATIC+ para la conducción deportiva sobre terrenos no compactados en la que también la plataforma está sobreelevada 55mm. 

No está nada mal… ahora; hay que ir ahorrando un poco para tener esta maravilla tecnológica, lujosa y deportiva en nuestro garaje ya que, aunque todavía no está a la venta, sin lugar a dudas que la factura final no será «moco de pavo». 

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar