Porsche 935. El pasado siempre vuelve.

Motorproyect.com > Blog > Porsche 935. El pasado siempre vuelve.

Porsche 935. El pasado siempre vuelve.

06/10/2018 / 0 Comentarios / 146 / Blog
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

La marca alemana Porsche, tiene un bagaje muy laureado en las pistas a lo largo y ancho del mundo. Le Mans, copas monomarca, Mundial de GT´s, carreras de resistencia… En todas esas ocasiones, su palmarés ha sido muy extenso en el transcurrir de la historia y muchos, han sido los modelos que han luchado por estar en los primeros puestos.

Quizás uno de los más reconocibles visualmente, sea el mítico Porsche 935/78, con ese aspecto brutal y esa aerodinámica que le sirvió a los aficionados para rebautizarlo como “Moby Dick”. Pero eso quedó como una anécdota más en la intachable historia de la marca dentro de los circuitos. Pero no deja de ser historia. ¿O no?.

La historia parece que se repite y Porsche ha desvelado el nuevo 935 durante la “Rennsport Reunion”, un prestigioso evento que reúne vehículos históricos de competición en el circuito Laguna Seca Raceway, en California.

Este coche de carreras de 700 caballos, con una carrocería basada en la del legendario Porsche 935/78, se producirá en una serie limitada a 77 unidades.

Pero la tecnología de este coche de competición para eventos de clubes y entrenamientos privados en circuito no es la misma que la de antaño, sino que está basada en la del 911 GT2 RS de altas prestaciones. Como su histórico predecesor, la mayoría de la carrocería ha sido sustituida o complementada con piezas de composite de fibra de carbono (CFRP). Por otra parte, con su alargada trasera aerodinámica, el 935 alcanza una longitud de 4,87 metros y la anchura de este exclusivo vehículo es de 2,03 metros.

Y es que esta espectacular aerodinámica es un desarrollo completamente nuevo y rinde homenaje al Porsche 935/78 de Le Mans, que los fans apodaron “Moby Dick” por su forma alargada, sus grandes carenados y el color base blanco. Las distintivas salidas de aire en las aletas delanteras, que también caracterizan al Porsche 911 GT3 R de carreras, aumentan la carga aerodinámica en el eje delantero y por último, con unas dimensiones de 1.909 milímetros de ancho por 400 milímetros de profundidad, el impresionante alerón trasero proporciona un gran equilibrio aerodinámico en altas velocidades.

Muchos detalles del exterior son un guiño a vehículos ganadores en distintas competiciones a lo largo de la historia de la compañía. Por ejemplo, las llantas aerodinámicas cerradas recuerdan a las del 935/78 y las luces traseras LED en los laterales del alerón posterior las toma del 919 Hybrid LMP1. Los retrovisores exteriores provienen del actual 911 RSR ganador de Le Mans, mientras que los tubos de escape de titanio al descubierto se inspiran en el Porsche 908 de 1968.

Estos guiños también se pueden ver en el habitáculo. El pomo de la palanca de cambios tiene un diseño de madera laminada, igual que en coches de carreras como el 917 y el 909 Bergspyder, o el superdeportivo Carrera GT. El volante de carbono y la pantalla en color que hay detrás de él son herencia del 911 GT3 R actual. Los arcos de seguridad se combinan con un asiento baquet de competición y un arnés de seguridad de seis puntos, que aseguran la máxima protección y como opción, se ofrece un segundo asiento para el pasajero. Pero no todo va estar orientado a las carreras y a los circuitos, ya que también hay ciertas concesiones para que no nos pegue una “pájara” conduciendo y el sistema de climatización proporciona una refrigeración óptima del interior.

Si hablamos de mecánica, el nuevo 935 está propulsado por un moderno motor biturbo de seis cilindros y 3.8 litros, que es prácticamente idéntico a la unidad de altas prestaciones que se monta en el 911 GT2 RS homologado para carretera. La potencia del motor trasero se transfiere a través de la caja de cambios Porsche de doble embrague y siete velocidades (PDK), anclada rígidamente a la carrocería y al igual que en el resto de los 911, el conductor cambia de marcha por medio de unas levas situadas en el volante.

También típico de los 911, el reparto de pesos asegura una excelente tracción y el mejor rendimiento en la frenada. Las pinzas monobloque de competición, de aluminio y con seis pistones en el eje delantero, en combinación con los discos de freno estriados de acero con ventilación interna y 390 milímetros de diámetro, proporcionan unos excelentes valores de deceleración en el eje frontal. En el trasero las pinzas son de cuatro pistones y los discos de 355 milímetros.

Como el 911 GT2 RS homologado para carretera, el 935 está equipado con el sistema PSM (Porsche Stability Management), que incluye el control de tracción, el control de estabilidad, así como el sistema de frenos antibloqueo (ABS). De esta manera, el coche pesa 1.380 kilos. Gracias al llamado conmutador de mapas, este sistema de asistencia permite ajustes individuales de cada elemento o la desconexión completa de las ayudas, dependiendo de la situación de conducción.

Ya se pueden hacer pedidos del nuevo Porsche 935, que tiene un precio de 701.948 euros, sin incluir impuestos. Los clientes recibirán sus vehículos a partir de junio de 2019 en actos de entrega exclusivos.

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar