Prueba: Kia Ceed Tourer 1.6 PHEV eTech.

Motorproyect.com > Pruebas > Prueba: Kia Ceed Tourer 1.6 PHEV eTech.

Prueba: Kia Ceed Tourer 1.6 PHEV eTech.

01/11/2020 / 0 Comentarios / 255 / Pruebas
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Todos sabemos que Kia cambió la nomenclatura Cee´d de su compacto estrella, por la más común (y como lo pronunciábamos todos) Ceed. También cambió el prisma de su más deportivo Pro-Cee´d y lo convirtió en un familiar con aspecto deportivo, llamado ProCeed, y un gran atractivo, que ya pasó por nuestras manos y nos dejó un buen sabor de boca.

Pero viendo la fiebre de electrificación que estamos viviendo en todas las marcas y en todos los segmentos, la marca coreana ha decidido que uno de sus productos estrella debía tener también una versión híbrida y arañar así más ventas al segmento de los compactos al que pertenece y en el que goza de una gran salud comercial, más si cabe, después de su renovación total.

La carrocería elegida no podía ser más acertada ya que, a la polivalencia que nos ofrece el Kia Ceed Tourer (familiar), debemos sumar la versatilidad y las ventajas que nos puede ofrecer un vehículo híbrido enchufable con una batería de 8,9 KWh que nos brinda una autonomía homologada de movilidad puramente eléctrica de 50 Km, aproximadamente.

Estéticamente no se diferencia apenas de lo que nos ofrece el Kia Ceed con carrocería compacta, pero es en los cuartos traseros donde vemos esa silueta alargada en un tercer volumen que hace que el, ya de por si polivalente Kia Ceed, nos inspire un mayor grado de utilidad y espacio para todo.

Frontalmente quedamos obnubilados ante la nueva mirada característica de cuatro puntos de Led de luz diurna y esos faros rasgados, también con iluminación Led. No es un coche de corte deportivo, pero nos evoca cierto dinamismo al primer golpe de vista. También disponemos de la característica parrilla delantera denominada Tiger Nose, adaptada a los nuevos modelos de la firma. Esa parrilla, con un entramado específico, forma parte del paragolpes delantero, muy profuso y con otros toques que nos trasladan a un mundo más deportivo, como los dos perfiles en los laterales de diferente color al de la carrocería que incluyen las luces antiniebla, y un pequeño splitter frontal en la zona baja.

La vista lateral destaca por tener líneas fluidas y suaves pero neutras y observamos lo bien solucionado que está ese tercer volumen que lo convierte en familiar. En la aleta delantera izquierda nos encontramos con una tapa que esconde las diferentes tomas de recarga. Las llantas son de 17″ y realmente le quedan muy bien y visten a la perfección al conjunto.

En la zaga observamos unos nuevos pilotos, también con tecnología Led y un paragolpes con dos apliques laterales, al igual que el delantero, de diferente color de la carrocería. Volvemos a destacar ese ligero toque dinámico, a pesar de tratarse de una carrocería familiar, ya que ese paragolpes incluye una especie de difusor y sendas salidas de escape cromadas en los extremos. Realmente, y como ocurre en varios modelos de nueva hornada, son unos perfiles meramente estéticos ya que la salida de escape original está fuera de nuestra vista.

Accedemos al maletero por medio de un portón amplio que nos deja una gran boca de carga y un perfil bastante bajo, lo que nos facilita la tarea de ubicar objetos pesados y voluminosos en su interior. Disponemos de unos aceptables 437 litros en un espacio amplio y diáfano, con prácticos ganchos para poder colgar bolsas, anclajes y una toma de 12V. También dispone de un doble fondo dividido en dos secciones. Generalmente hablaríamos de un espacio superior de 626 litros, pero la batería del sistema híbrido situada bajo ese doble fondo es lo que tiene. 

Entramos en los asientos de atrás del compacto familiar de la marca coreana. Son asientos cómodos y unas plazas en las que gozaremos de unas buenas cotas tanto de altura, como de anchura como de espacio para las rodillas y dos ocupantes podrán viajar muy cómodamente en ellas. 

Los asientos delanteros también son muy cómodos, con una buena sujeción lateral a la altura de nuestra espalda y nuestras caderas, a pesar de no tener una orientación meramente deportiva. Ante nosotros se nos presenta un cuadro de mandos muy ergonómico, en donde todo está a nuestro alcance y en el que se han utilizado plásticos agradables al tacto y duraderos con el uso continuado, además de contar con unos buenos ajustes entre los diferentes paneles. 

El volante multifunción dispone de varios botones desde los que podemos acceder a los elementos más utilizados y cambiar, mínimamente, el aspecto de la instrumentación digital de 12,3″ con la que contábamos. Básicamente, podemos cambiar la información central que recibimos del ordenador de a bordo en tiempo real, porque los relojes se mantienen inalterados y contamos con un velocímetro a la izquierda y un voltímetro a la derecha, donde podremos observar cuando recarga por las frenadas regenerativas y cuando estamos utilizando la potencia eléctrica disponible. También contamos con sendas levas en el volante con las que podremos actuar sobre el cambio de doble embrague de 6 relaciones de manera secuencial.

Cobra un protagonismo esencial la gran pantalla del equipo de infoocio de 10,25″ con el sistema UVO Connect incorporado y compatible con los sistemas Apple Car Play y Android Auto. Nos ofrece unas imágenes muy nítidas y es fácil actuar sobre ella, a pesar de que nuestra unidad de pruebas contaba con un equipamiento excelso y varias aplicaciones y opciones en su haber. Está situada a una buena altura y, a pesar de que está muy expuesta, está bastante a salvo de la incidencia de los rayos solares. Desde ahí podremos ver muchas de las informaciones del ordenador de a bordo, de los SmartPhones, el navegador o la cámara de ayuda al aparcamiento trasera.

Sobre el salpicadero vemos una tira de luces que nos indican, y podemos ver desde afuera, el nivel de carga de la batería. Debajo de la gran pantalla del equipo de infoocio, tenemos los mandos físicos (y se agradece) del climatizador bi-zona y debajo del mismo, un soporte para dejar nuestro móvil y se pueda recargar por medio de inducción con el protocolo qi. 

Entre los dos asientos está el selector del cambio automático y en un lateral, dos botones interesantes. El primero, cuenta con la nomenclatura EV y HEV, donde podremos elegir en que modalidad queremos circular en cada momento, si de manera híbrida automática, en la que el propio coche elige cuándo utilizar y priorizar el motor eléctrico o el de gasolina o de manera 100% eléctrica, con un alance total de 50 Km, muy apropiado para no gastar una gota de combustible cuando circulamos por las grandes urbes. Debajo tenemos el botón Sport, en el que cambiaremos la actitud de nuestro vehículo y lo haremos más deportivo de reacciones, aunque tampoco…

Y es que nuestra unidad de prueba era la versión intermedia denominada e-Tech, pero ya incluía un amplísimo equipamiento de serie con climatizador bi-zona, asistente de arranque en pendiente, control de velocidad de crucero con limitador, llantas de 17″, luces Led, modos de conducción, instrumentación digital, navegador, sistema de mantenimiento de carril, advertencia de colisión frontal, pantalla de infoocio táctil y con 10,25″, cámara de visión trasera con detección de tráfico cruzado, sensores de luces y lluvia,  sensores de aparcamiento delanteros y traseros, alerta de cambio involuntario de carril, control de presión de neumáticos, detector de fatiga del conductor, apertura y arranque sin llave, ordenador de a bordo o Start/Stop entre otros muchos elementos. 

El motor híbrido que utilizamos es muy similar al que comprobamos en la prueba del Kia XCeed PHEV de hace unas semanas. Consta de un motor de gasolina 1.6 con 105cv y un motor eléctrico de 61cv, con el que obtenemos una potencia conjunta de 141cv. De esta manera, las prestaciones máximas son 170 Km/h de velocidad punta, una aceleración de 0-100 Km/h en 10,8 segundos y un consumo medio homologado de 1,5 l/100 Km. Su consumo es menor de lo que nos encontraríamos en el XCeed PHEV o en un Kia Niro, pero también hay que reconocer que pesa menos. 

Está asociado a un cambio de marchas automático de 6 relaciones y un poco más retrasada que el eje posterior, bajo el doble fondo el maletero, nos encontramos con la batería de 8,9 KWh que nos permite una capacidad máxima de 50 Km de autonomía puramente eléctrica, por lo que añade una mayor versatilidad al uso del Kia Ceed Tourer

En condiciones reales, el consumo final ni se acerca al homologado por la marca, ya que algo más de gasolina gastaremos (entre 5,2 y 6 l/100 Km), pero sin lugar a dudas, es bastante menos que la versión de combustión equivalente con el mismo motor. La incorporación del motor eléctrico que puede hacer que el nuevo Kia Ceed Tourer circule sin restricciones y sin gasto por las grandes ciudades es un añadido y su potencia añadida al motor de combustión, nos hace alcanzar una potencia notable, pero realmente es una solución aún insuficiente y queda muy «chic» tener la pegatina «0» sobre el parabrisas. 

Es un coche con el que podremos realizar viajes largos, con el equipaje suficiente para cuatro ocupantes y un consumo equilibrado, con una potencia loable disponible y un excelente silencio de rodadura, ya que su habitáculo está muy bien aislado del exterior. Una vez llegado a destino, podremos utilizar la carga eléctrica para movernos sin generar ningún tipo de polución y sin gastar una gota de combustible durante unos 50 Km. 

Es una mecánica progresiva, con una recuperaciones suficientes, pero que no destaca por ofrecernos una respuesta muy contundente a nuestras órdenes con el pedal del acelerador. A velocidad de crucero es un coche muy agradable de conducir, pero a casi todos los efectos, sigue siendo un vehículo de gasolina en carretera abierta. 

El sistema de suspensiones nos ofrecerán siempre un compromiso justo entre dinamismo y confort, absorbiendo muy bien las imperfecciones del asfalto y no permitiendo que la carrocería balancee en exceso en los cambios de apoyo. No obstante las suspensiones traseras son un poco más firmes que la delanteras, debido al mayor peso que tienen que soportar en términos generales. 

Por su parte, el sistema de frenado está muy bien y detiene el ímpetu del conjunto con diligencia, pero he de decir que la regeneración de energía en las frenadas o bajando un puerto de montaña es insuficiente. La dirección es quirúrgica y directa, pero no transmite con fidelidad lo que ocurre debajo de los neumáticos. 

En definitiva, el Kia Ceed Tourer 1.6 PHEV es un compacto muy capaz, con una gran capacidad de maletero (bueno, en el PHEV no tanto), con el que podremos viajar muy cómodamente, con un consumo aquilatado, un gran equipamiento, una potencia suficiente y una suficiente respuesta, además de tener un excelente equipamiento de serie en materia de seguridad y confort para los ocupantes. Pero no hay tantas diferencias con el Kia Ceed Tourer normal. ni en respuesta, ni en consumos, ni en funcionamiento. 

Sólo tendremos algún tipo de ventaja adicional en capacidad del maletero, en potencia o en consumos, que en el caso que nos ocupa son algo menores gracias al motor eléctrico. ¿Ventajas del Kia Ceed Tourer PHEV?. Pues portar la etiqueta de la DGT «0», una etiqueta que nos permite la libre circulación por las ciudades con restricciones y alguna ventaja añadida a la hora de estacionar y cosas así, 50 Km de autonomía en circulación puramente eléctrica, sin consumo de combustible ni emisiones o una respuesta ligeramente más enérgica en depende qué situaciones.

Son pequeñas diferencias que, según cuales sean nuestras prioridades, nos harán elegir una versión u otra, pero que esas diferencias sobre el papel son mínimas. En definitiva, el Kia Ceed Tourer es un gran coche compacto familiar, elijamos la versión que elijamos. 

Datos técnicos:

Motor: 1.6 gasolina+ eléctrico

Potencia: 141cv (105+61)

Vel Máx: 170 Km/h

Acel 0-100: 10,8 seg

Cons: 1,5 l/100 Km (homologados por la marca)

Precio: Desde 30.200 euros (versión probada). 

 

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar