Prueba: Kia XCeed 1.6 CRDi Tech

Motorproyect.com > Pruebas > Prueba: Kia XCeed 1.6 CRDi Tech

Prueba: Kia XCeed 1.6 CRDi Tech

28/01/2020 / 0 Comentarios / 422 / Pruebas
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

 

Teniendo en cuenta que estamos hablando de la versión diésel de un modelo del que ya disertamos largo y tendido hace dos semanas, en esta ocasión nos centraremos más en su funcionamiento y las diferencias que pueda haber entre uno y otro.

El nuevo Kia XCeed, es una versión compacta, con carrocería SUV coupé, que deriva y se desdobla del polivalente y exitoso nuevo Ceed, pero que aporta una visión más fresca, más juvenil y más poderosa del concepto de compacto que nos propone la marca coreana.

Sus trazos no tienen nada que ver con los del más convencional Kia Ceed. De hecho, creo que no comparte nada más que las puertas delanteras con el mismo. El resto de sus paneles son totalmente nuevos y el conjunto está diseñado para atraer a un público diferente, pero que puede complementarse y solaparse perfectamente con los usuarios que buscan el compacto coreano.

Como decíamos hace dos semanas, el nuevo Kia XCeed, con 4,39 metros de longitud, una altura respecto al suelo un tanto más elevada (18,5 cm en nuestro caso, con las llantas de 18 pulgadas) y esa carrocería coupeizada, encandilará a un tipo de cliente que busque un SUV compacto, pero que quiera diferenciarse del resto de los mortales, en ese segmento, por diseño e imagen.

En el interior nos encontramos con un maletero aprovechable de 426 litros y en cuanto a habitabilidad, disponemos de un espacio muy correcto, muy similar al que nos encontramos en el Ceed convencional, aunque en las plazas traseras disponemos de un poco menos de altura debido a la caída del techo hacia la zaga, aunque dos adultos de hasta 1,80 de altura, se encontrarán muy cómodos en esas plazas.

Delante vamos sentados en una posición algo más privilegiada que en el compacto. Más o menos, estamos situados unos 4 cm más altos, por lo que obtenemos una posición de conducción un poco más erguida y natural en unos asientos cómodos, pero que no destacan por tener una gran sujeción lateral.

Nos encontramos con un salpicadero muy ordenado, con todos los mandos imprescindibles a mano y una buena calidad en cuanto a materiales utilizados, que sin llegar a ser de categoría premium, sí que cuentan con una buena calidad visual y al tacto y los ajustes generales están muy bien logrados.

La ergonomía es una de las notas predominantes en su cuadro de instrumentos y es de agradecer que tanto la información percibida, como los mandos más utilizados, los tengamos siempre al alcance y sean muy fáciles de interpretar. Aquí no hay lugar para efectos especiales y visuales. Todo es simple fácil y orientado a que el conductor no tenga que desviar la vista de la carretera más de lo necesario.

El cuadro de instrumentación, en nuestro caso, era analógico, con una lectura muy clara y apropiada, pero en según qué acabados, podemos adoptar una pantalla digital de 4,2 pulgadas, configurable en algunos parámetros. Como siempre, la pantalla del equipo de infoocio cobra todo el protagonismo. Esta situada en una posición elevada y es grande, ya que además de ser táctil, cuenta con una superficie de 10,25 pulgadas. Su visión es muy buena, aunque está un poco expuesta a las incidencias de los rayos solares y gracias a su tamaño, es fácil moverse entre los menús disponibles.

En nuestro acabado Tech, el sistema operativo se denomina UVO Connect y contiene funciones muy interesantes como la predicción del tráfico a tiempo real sobre nuestra ruta, funcionalidades y comunicación con nuestro Smartphone o la predicción meteorológica. Es compatible con los protocolos Apple Car Play y Android Auto y por medio de una tarjeta eSIM virtual, está siempre conectado a internet.

Si hablamos de equipamiento, el XCeed Tech nos ofrece una dotación de serie interesante, con navegador, UVO Connect, llantas de 18 pulgadas, asistente de arranque en pendientes, luces LED para todas las funciones, sensores de aparcamiento traseros con cámara de marcha atrás, climatizador bi-zona, sensores de luces y lluvia, asistente de cambio involuntario de carril, detector de fatiga, ordenador de a bordo, aviso de colisión frontal, control de velocidad de crucero, control de presión de neumáticos, freno de mano eléctrico o Start/Stop, entre otros elementos.

Respecto a la unidad que probamos hace dos semanas, nos encontramos con la diferencia mecánica. En esta ocasión disponemos de un motor 1.6 CRDi con 116 cv de potencia y un par máximo de 280 Nm, asociado a un cambio de marchas manual de 6 relaciones (podemos optar por un automático de 7), con unas inserciones suaves y precisas.

De esta manera, obtenemos unas prestaciones máximas muy aceptables, con 190 Km/h de velocidad máxima, una aceleración de 0-100 Km/h en unos 11,5 segundos y un consumo homologado de 4,9 l/100 Km en ciclo mixto, aunque en condiciones normales y reales de conducción, será bastante raro que bajemos de los 6 o 6,5 l/100 Km.

A pesar de ser diésel es un motor poco rumoroso, que a diferencia de la variante de gasolina que probamos hace unas semanas, no se percibe con tanta nitidez, señal de que en esta variable se han esmerado bastante más en materia de insonorización del interior.

Circulando con él podemos realizar cierta conducción dinámica, pero no es para nada el medio más apropiado. El Kia XCeed es un gran rutero, sobre todo en carreteras en buen estado y para hacer viajes largos, ya que el confort que nos brinda en todo momento es realmente sublime y su mecánica diésel lo postula como un vehículo relativamente correcto para realizar ciertos recorridos, ya que dispone de un consumo apropiado y una buena capacidad de respuesta. 

Es una mecánica con algo de «punch» desde bajas revoluciones, pero por desgracia, es una sensación que puede mantener durante un tiempo limitado. Adolece un poco de falta de recuperaciones, aunque nunca tendremos ningún problema a la hora de realizar una maniobra de adelantamiento o al afrontar un repecho en nuestro camino. A velocidades continuadas actúa perfectamente y si además, utilizamos bien el cambio, con unas relaciones bien estudiadas, llevaremos al XCeed en la «zona dulce» del tacógrafo y nos proporcionará unas muy buenas sensaciones siempre. 

En carreteras rotas o muy reviradas mejor tomárselo con más calma. Es un coche que soporta muy bien los cambios de dirección, pero su esquema de suspensiones es de tarado blando y la mayor altura a la que circulamos, hace que la carrocería balancee más de lo deseado, así que mejor ir más moderados y disfrutando del paisaje.

No obstante, fuera del asfalto, las suspensiones y esa mayor altura nos aporta ciertas ventajas para circular por caminos, aunque ni tiene disponibilidad de tracción total ni ninguna ayuda a la conducción en ese ámbito, como por ejemplo, control de descensos. Pero vamos, es un SUV muy apto para aventurarnos por caminos de poca dificultad y realizar esas acciones con plenas garantías de éxito.  

En cuanto a la dirección debemos decir que es un tanto ligera, lo cual también es un indicativo de que es un vehículo muy apropiado para realizar largos trayectos por autovía y nos facilita mucho la circulación en la urbe, pero cuando queremos hacer una conducción un poco más dinámica, no nos ofrece el tacto que debería en esas circunstancias. Por su parte, el sistema de frenos es muy diligente y parece que no acusa demasiado desgaste prematuro a pesar de actuar sobre él de manera continuada.

Al igual que ocurría con su homónimo de gasolina, el nuevo Kia XCeed es un SUV compacto muy atractivo, con ese aire coupé, diferente, confortable, versátil, ergonómico y bastante bien dotado en materia de equipamiento. Además, con esta motorización diésel, obtenemos un vehículo que nos brinda una gran respuesta, unas prestaciones correctas y con un cierto parco consumo. En definitiva, el Kia XCeed es un conjunto redondo que gustará a muchos perfiles de cliente, sea la mecánica que sea.

Datos técnicos:

Motor: 1.6 CRDi

Potencia: 116cv

Vel Máx: 190 Km/h

Acel 0-100: 11,4 seg

Cons: 4,9 l/100Km

Precio: Desde 23.800 Euros (Versión probada)

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar