Prueba: Nissan X-Trail 1.6 dCi 4x4i Tekna

Motorproyect.com > Pruebas > Prueba: Nissan X-Trail 1.6 dCi 4x4i Tekna

Prueba: Nissan X-Trail 1.6 dCi 4x4i Tekna

13/09/2017 / 0 Comentarios / 329 / Pruebas
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Dentro del segmento más demandado en nuestro país, el Nissan X-Trail es uno de los SUV más atractivos para el gran público y una pieza fundamental dentro de la gama Nissan.

Probablemente el Nissan Qashqai (del que os ofreceremos una prueba en breve) sea el más vendido aquí, pero el X-Trail es el modelo de la marca japonesa más vendido en todo el mundo. Será por algún motivo ¿no?. Pues vamos a descubrir cual es su secreto.

Este SUV del segmento medio, se ha visto recientemente renovado respecto a su edición de 2014. Estéticamente no son muchos los cambios, pero bastante sustanciales, ya que su imagen se nos torna mucho más sofisticada y moderna, además de incorporar nuevos equipamientos en materia de seguridad y confort, que antes no estaban disponibles.

No obstante; la versión de nuestra prueba es una de las más equipadas e incorpora muchos de esos elementos de serie que más adelante os desglosaremos, pero antes, vamos con los cambios con los que cuenta la nueva gama X-Trail.

De toda la estructura y carrocería ya conocida, el frontal es lo que marca la nueva tendencia de diseño del X-Trail, ya que incorpora la nueva parrilla característica de la marca, unos paragolpes rediseñados donde también cambian la configuración de los faros antiniebla, e incorpora unos nuevos grupos ópticos más afilados y con tecnología Bi-Led adaptativos, lo que favorece una gran iluminación en horas nocturnas. Es muy similar a lo que conoceremos en el, también rediseñado, Nissan Qashqai, del que os ofreceremos una prueba en breve.

En la zaga, los cambios no son tan evidentes y hay que fijarse mucho para determinar que también han rediseñado los paragolpes traseros y la tulipa de las luces es ahora un poco más oscura que en la anterior generación. En esta nueva edición, contaremos también con nuevos diseños de llantas y se incorporan cuatro nuevos colores a elegir para la carrocería.

Por lo demás y en cuanto a estética exterior, el X-Trail sigue siendo un gran SUV de 4,64 metros de longitud, muy versátil y atractivo; aún más si cabe, con estos ligeros cambios.

Y viendo que no cambia su estructura general, es obvio que tampoco cambiaran sus cotas en materia de habitabilidad y capacidad de carga. La única ganancia reseñable es en el maletero con su versión de 5 plazas, puesto que monta un doble fondo con 15 litros adicionales, para ubicar algunos enseres y de esa manera, ahora tiene una capacidad de 565 litros, algo que permanece invariable en su versión con 7 plazas, ya que se mantiene en 550 litros con las dos plazas escondidas, tamaño que está dentro de la media de lo que se estila en este segmento.

En el interior, los cambios se centran en la consola y el cuadro de instrumentos, que para esta ocasión, monta unos materiales y plásticos mejorados, con unos grandes ajustes y un aspecto visual mucho más elegante. Por ejemplo; el panel frontal del asiento del copiloto está revestido en cuero y se aumentan las molduras cromadas repartidas por el habitáculo, por lo que nos ofrece un carácter más cuidado.

También es nuevo el volante (menos mal), que personalmente, en su anterior edición, me parecía bastante básico y “feo”. El nuevo volante multifunción es muy atractivo y tiene un buen tamaño para disfrutar de la conducción, con el borde inferior achatado.

La posición de conducción es buena, vamos situados en una situación de prestigio respecto al resto de usuarios para adelantarnos a los acontecimientos y se encuentra muy fácilmente, gracias a los múltiples reglajes, tanto del volante como de los asientos, que en nuestro caso; eran eléctricos y calefactados. Estos asientos estaban tapizados en un cuero excelente y sujetaban muy bien el cuerpo, además de contar con un buen mullido, con el que no tendremos ningún problema a la hora de afrontar viajes de muchos kilómetros.

Los mandos nos los encontramos en una buena posición y son muy fáciles de interpretar y acceder a ellos. Quizás un poco menos accesibles estén los pulsadores del freno de mano eléctrico y el que activa y desactiva el sistema de asistencia de arranque en pendiente, pero es una nimiedad y en conjunto; el cuadro de mandos tiene una gran configuración.

Por su parte, la habitabilidad de las plazas traseras está muy bien y dos pasajeros se encontrarán a la perfección en sus cómodos asientos, siendo la tercera plaza un poco más limitada debido a la elevación del túnel de transmisión. No obstante; son unos asientos cómodos, amplios y con muy buenas cotas tanto por altura como por espacio para las rodillas, además de que podemos desplazarlos unos centímetros hacia adelante o hacia atrás, según nuestras necesidades.

En materia de equipamientos, nuestra unidad de pruebas con el acabado más dotado, denominado Tekna; la verdad es que nos impresionó por la cantidad de elementos de confort y seguridad que montaba de serie y es más que seguro que nos dejemos alguno en el tintero, pero entre otras cosas, montábamos de serie navegador, asistente de ayuda al aparcamiento semi-autónomo, con visión perimetral en 360º, ordenador de a bordo, lector de señales de tráfico, asistente de arranque en pendiente, equipo de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7 pulgadas, asistente de cambio involuntario de carril, asistente de vehículo en ángulo muerto, control de velocidad de crucero con limitados, tapicería de cuero, asientos eléctricos y calefactados, volante de cuero y calefactado con los mandos del Bluetooth, control de velocidad, ordenador de a bordo y equipo de audio, techo de cristal panorámico y practicable eléctricamente en su sección delantera, equipo de audio Bose con 8 altavoces, climatizador bi-zona, lunas tintadas, asistente de frenada en ciudad con detección de peatones, llantas de 19 pulgadas, Start/Stop, apertura y arranque sin llave, puerta del maletero asistida eléctricamente, sensores de luces y lluvia, luces delanteras con tecnología LED o posavasos central refrigerado, por poner algunos ejemplos.

La verdad es que la dotación de serie en este acabado es una lista interminable y los 38.850 Euros de tarifa base, me parecen un precio muy ajustado para contar con tantos elementos y este tipo de vehículo.

Si hablamos de mecánicas, hablamos de tres variantes disponibles en el X-Trail: un motor de gasolina con 163cv y sendos diésel con 130 y 177cv. Nosotros probamos la versión diésel de 130cv, con el sistema de tracción total denominado 4x4i y caja de cambios manual de 6 relaciones.

Es un motor de carácter progresivo, suficiente para mover sin mucho problema los algo más de 1.600 Kg del X-Trail, aunque a veces sí que nos daba la impresión que algo más de potencia no le vendría mal al conjunto. Probablemente la versión con 177cv sea más acertada, pero no obstante; los 130cv de nuestra unidad de prueba serán más que suficientes para cualquier conductor medio.

En términos generales es una mecánica muy silenciosa, aunque cuando circulamos en altas revoluciones, el sonido filtrado del exterior, sí que se deja notar con mayor nitidez en el habitáculo. También podemos notar ciertas vibraciones cuando nos movemos en una marcha larga por debajo de las 2.000 rpm, ya que el coche nos pide algo más de brío de esa manera. Pero si sabemos circular de una manera coherente y con la marcha conveniente en cada momento, el bloque 1.6 diésel nos brindará un funcionamiento muy agradable y además, nos brindará unos consumos bastante ajustados, que se mantienen cercanos a los 5,4 l/100 Km homologados por la marca.

Las prestaciones finales tampoco están nada mal, ya que alcanza los 190 Km/h de velocidad máxima y hace los 100 Km/h desde parado en 11 segundos. Por su parte; el accionamiento de la caja de cambios de 6 velocidades es correcto y cuenta con un buen escalonamiento de marchas, de inserciones muy estudiadas y con un tacto preciso.

Justo delante de la palanca de cambios nos encontramos con el selector de tracción 4x4i. Con él, podemos elegir cómo queremos circular en según qué circunstancias nos encontremos.

2WD: Está activada la tracción delantera y es recomendable siempre que circulemos sobre asfalto y en condiciones climatológicas de seco, puesto que de esa manera se favorecen unos consumos más ajustados.
Auto: Es recomendable siempre que la carretera se encuentre húmeda, mojada o que tengamos la más mínima posibilidad de sufrir un deslizamiento, ya que en condiciones normales circularemos con tracción delantera, pero cuando el sistema detecte una pérdida de control, se distribuye la fuerza a las ruedas con mayor contacto de una manera automática e imperceptible. Obviamente, también es una posición muy efectiva si queremos circular por pistas fuera de la carretera.
Lock: En esta posición se bloquea el diferencial central y se distribuye la fuerza por igual en ambos ejes, siempre y cuando, no superemos los 20 Km/h. Esta posición es la más idónea siempre que decidamos adentrarnos en terrenos más complicados, en los que necesitemos la mayor tracción en todas y cada una de las ruedas.

En orden de marcha, el Nissan X-Trail es un gran rutero y un aliado perfecto en nuestros viajes más largos. Es cómodo a más no poder y las suspensiones de tarado blando, nos proporcionan un confort de marcha inusitado.

Es un coche que siempre nos brinda una gran sensación de seguridad sobre cualquier tipo de vía, pero en las carreteras más reviradas, mejor tomárselo con calma, puesto que el volumen de esta carrocería, hace que las inclinaciones sean muy evidentes y puede penalizar el confort de los pasajeros.

Son reacciones muy previsibles y gracias a la gran tracción y aplomo del vehículo nunca nos pondrá en grandes apuros, pero mejor si nos lo tomamos con más tiento, ya que no es un coche diseñado para circular a tumba abierta por este tipo de carreteras, sino que está diseñado para disfrutar del viaje en sí. Los frenos actúan con diligencia y no tienen mucha pinta de acusar mucho el desgaste y la dirección es directa, aunque no es especialmente comunicativa.

El X-Trail es uno de los vehículos que recomendaría a todos aquellos que realizan largos trayectos durante el año y que necesiten un coche familiar amplio, versátil y con un gran equipamiento de serie que favorezca el confort y seguridad de los pasajeros. También es ideal para personas que disfruten de su tiempo de ocio y para todos aquellos que necesiten un auténtico todo-camino que les ayude a explorar los lugares más recónditos.

El conjunto nos ha encantado, y aunque la X de su nombre nos evoque a algo más extremo, la verdad es que sin serlo, el X-Trail es un todo-camino muy capaz, muy atractivo y uno de los mejores SUV de su categoría por varios factores. El motor de 130cv es suficiente, pero si de verdad queréis despreocuparos del todo a la hora de realizar adelantamientos o afrontar un desnivel en un tramo de carretera; mejor el de 177cv.

¿Todavía os preguntáis porqué es uno de los SUV más vendidos del mundo?. Yo ya no.

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar