Rolls Royce Cullinan Black Badge. Se completa la gama del caballero oscuro.

Motorproyect.com > Blog > Rolls Royce Cullinan Black Badge. Se completa la gama del caballero oscuro.

Rolls Royce Cullinan Black Badge. Se completa la gama del caballero oscuro.

11/11/2019 / 0 Comentarios / 123 / Blog
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Rolls Royce es una de las firmas automovilísticas más exclusivas del universo conocido y el Cullinan, su primer SUV, que se beneficia de toda la tradición adquirida por la marca a lo largo de su dilatada historia. Black Badge es un acabado, también exclusivo, del que disfrutan ya algunos de sus modelos y al que ahora se apunta el gigantesco Cullinan que, apuesta todo por el negro y por ese cierto toque deportivo que nos ofrece esta terminación tan atractiva. 

Como su nomenclatura Black Badge indica, el negro es el color predominante por todo el vehículo y comienza desde la pintura exterior. Esa pintura tan especial requiere de varias horas de trabajo y la componen varias capas, además de que se pule a mano hasta conseguir esa tonalidad tan especial. Como remate distintivo, esta versión dispone de una fina línea dorada que recorre todo el lateral del vehículo.

Por otra parte, el negro predominante también se traslada a los faros posteriores, que han sido debidamente ahumados para continuar con ese halo de misterio y amenazante que nos transmite esta versión. También el famoso «Espíritu del Éxtasis», la enorme parrilla delantera y el acabado de los faros frontales, están tintados en ese negro tan característico y especial. Por último, las increíbles y específicas llantas de 22 pulgadas también disponen del centro acabado en negro, aunque como nota disruptiva y en contraste, son plateadas en su mayoría. Las impresionantes llantas esconden un sistema de frenos específico con las pinzas pintadas en color… ¿negro?. No, rojo. 

En el interior también tenemos al color negro como protagonista, que se extiende en casi todos los paneles y por supuesto, en la tapicería exclusiva y el volante, aunque bueno, ya sabéis que en Rolls Royce podemos elegir los acabados interiores a nuestro antojo por una buena suma de dinero. También podemos elegir si incorporamos una línea dorada a la tapicería en contraste con la oscuridad del interior y para darle una nota de  color.

El salpicadero está elaborado en auténtica fibra de carbono con ciertas notas doradas, a imagen y semejanza de exterior y, cómo no, disponemos del cielo estrellado, que ya es marca de la casa, para el techo. Cientos de luces LED simulan una noche estrellada en el techo del vehículo, lo que le aporta una espectacular vista distintiva y además sirve como luz ambiental del interior. Por cierto, una de esas «estrellas» es una estrella fugaz…

Si hablamos del corazón que mueve a este mastodonte, nos encontramos con el V12 de 6.8 litros y una potencia aumentada hasta los 600cv con unos impresionantes 664 Nm de par máximo, con el que consigue unas prestaciones impensables para un «yate» del asfalto como el Cullinan, con ese peso y esa envergadura. Esa mecánica puede emanar un sonido realmente brutal, gracias al sistema de escape específico que monta, aunque si lo que queremos es aumentar y potenciar la clase y el prestigio que debe desprender un Rolls Royce de serie, podemos elegir la modalidad silenciosa por medio de un botón desde dentro del habitáculo. 

Esta edición tan deportiva también sufre modificaciones en su esquema de suspensiones, que son específicas para este modelo, y la caja de cambios automática de 8 relaciones, que ha sido modificada para realizar los cambios de una manera más rápida y agresiva.

¿Queréis poseer la edición más agresiva y personal del Rolls Royce Cullinan?. Pues por un precio aproximado de 345.000 Euros podréis contar en vuestro garaje con una edición tan especial como ésta.

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar