Tecnología para reducir los siniestros hasta 2035.

Motorproyect.com > Noticias de Actualidad > Tecnología para reducir los siniestros hasta 2035.

Tecnología para reducir los siniestros hasta 2035.

24/10/2018 / 0 Comentarios / 99 / Noticias de Actualidad
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Los automóviles modernos equipan cada vez más sistemas de asistencia a la conducción, denominados ADAS, que incrementan notablemente la seguridad activa y suponen los primeros pasos hacia una conducción completamente autónoma.

 

Englobados bajo las siglas ADAS (Advanced Driver Assistance Systems), estos sistemas van desde el frenado autónomo de emergencia con detección de peatones, la detección de ángulo muerto o el sistema de detección de fatiga, a la alerta de cambio involuntario y de carril, el mantenimiento activo en el carril, la alerta de tráfico trasero cruzado o el reconocimiento de señales de tráfico.

Los sistemas ADAS necesitan de “ojos” que vean todo lo que sucede alrededor del coche y recojan esa información, para luego actuar en consecuencia y ayudar al conductor a tomar decisiones con la mayor seguridad posible. Esos “ojos” son diferentes sensores, cada uno de ellos con unas capacidades y limitaciones por su tecnología y naturaleza. Solo la combinación de la información aportada por todos ellos por parte del “cerebro” del automóvil, produce un reconocimiento fiable del entorno.

La inmensa mayoría de las cámaras de los sistemas ADAS están montadas en el parabrisas y es muy importante, que cuando se sustituye un parabrisas, hay que desmontar las cámaras del cristal roto y montarlos en el nuevo. Una vez instalados, estos sistemas han de ser recalibrados para asegurar que funcionan con la máxima precisión y proporcionan la información correcta a los sistemas de seguridad.

Estos sistemas son tan sumamente efectivos que según un estudio de la Asociación de Compañías Aseguradoras de Alemania GDV (General Association of German Insurance Companies), el aumento previsto de la presencia de estos sistemas en el parque automovilístico va a producir una reducción significativa de las reclamaciones a los seguros por siniestros de automóvil y la reducción puede llegar al 25% en el año 2035, respecto a las cifras de 2015.

La disminución de los accidentes será progresiva, pues depende de su popularización en el parque de vehículos y del conocimiento que los usuarios tienen de ellos. En el año 2021 se reducirán en un 5%, y antes de la llegada del 2025 ya se alcanzara un porcentaje de reducción del 10; en el año 2028 se alanzará el 15%, y en el 2021 se habrán reducido en un 20% las reclamaciones a los seguros por siniestros de automóvil.

La mayor parte de esta reducción de la siniestralidad será gracias a dos de las ayudas englobadas en los sistemas ADAS: el frenado autónomo de emergencia (un 40%) y los asistentes de aparcamiento (otro 40%). Por ejemplo; el frenado autónomo de emergencia aplica una frenada sobre un vehículo hasta detenerlo, si fuera necesario, cuando el sistema detecta que va a colisionar por alcance con el vehículo que le precede. Gracias a que cada vez más coches equipan este sistema, y a su probada eficacia, se evitará un gran número de colisiones por alcance y con ello, se reducirá el número de víctimas y de heridos por latigazo cervical. Los asistentes de aparcamiento no aportan más seguridad, pero sí reducen significativamente los toques con otros vehículos en las maniobras de estacionamiento.

El tercer sistema que más reducción de siniestros aportará son los asistentes de cambio y mantenimiento de carril, con un 10% del total en el año 2035. Gracias a ellos, se evitarán muchas colisiones en vías rápidas por maniobras de cambio de carril sin señalizar. El 10% restante se reparte entre el control de crucero activo y el reconocimiento de peatones.

Todo lo que sea salvar vidas humanas y minimizar daños, bienvenido será.

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar