Volkswagen e-Bulli. Un clásico de vida moderna.

Motorproyect.com > Blog > Volkswagen e-Bulli. Un clásico de vida moderna.

Volkswagen e-Bulli. Un clásico de vida moderna.

27/03/2020 / 0 Comentarios / 135 / Blog
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Si hay un vehículo emblemático del movimiento «hippie» de los 60´s, no es otro que la furgoneta Volkswagen Bulli, derivada directamente de otro de los coches de cabecera en la época que era el Beetle. Cuando hablamos de aquellos momentos históricos, irremediablemente nos viene a la cabeza ese vehículo de nueve ventanillas (así era el original y más auténtico) que utilizaban como símbolo de estilo de vida y libertad. Hoy en día, tener un Bulli original es poseer un clásico muy bien cotizado y valorado y alrededor del mundo, se organizan muchos eventos en los que el monovolumen más característico de la historia es el protagonista.

Viendo la demanda popular y el deseo de muchos nostálgicos a tener en su garaje un pedacito de historia, la marca alemana presenta el e-BULLI, un vehículo totalmente eléctrico que no genera emisiones, algo que corresponde una gran alternativa a los tiempos de recorte de emisiones que nos está tocando vivir.

El nuevo e-Bulli está equipado con los componentes del sistema de propulsión de los últimos vehículos eléctricos de Volkswagen y el prototipo está basado en un T1 Samba Bus producido en 1966 y restaurado a conciencia. El estreno mundial tendría que haberse celebrado en Techno Classica 2020, pero dado que ha sido pospuesto por culpa del «bicho», Volkswagen presenta ahora los principales datos del e-BULLI en formato virtual, aunque transmitiendo un mensaje importante para todos los fans del Bulli y la movilidad eléctrica: la combinación entre clásico de alta gama y vehículo eléctrico de alta tecnología estará disponible para la venta.

Todo empezó con la aparentemente audaz idea de transformar un histórico Bulli en un vehículo con un sistema de propulsión que no generase emisiones en la carretera, para alinearlo con los desafíos de una nueva era. Para ello, los ingenieros y diseñadores de Volkswagen Vehículos Comerciales formaron equipo con los expertos en sistemas de propulsión de Volkswagen Group Components y la compañía eClassics, que se especializa en la conversión de vehículos de combustión en vehículos eléctricos.

Como base para el futuro e-BULLI, el equipo escogió el T1 Samba Bus producido en Hanover en 1966, que antes de su conversión ya había pasado medio siglo en las carreteras de California. Porque si algo tenían claro desde el principio es que el nuevo eléctrico debía ser un T1 que utilizase los últimos componentes de los sistemas de propulsión eléctrica de Volkswagen. Ahora, este proyecto ha sido materializado en el e-BULLI. El vehículo sirve como ejemplo del gran potencial que ofrece este concepto.

En el e-BULLI, el motor bóxer de cuatro cilindros de 44 CV ha cedido su lugar a un silencioso motor eléctrico que entrega 81 CV. La comparación entre las potencias de ambos motores demuestra de forma evidente que el prototipo tiene características de conducción completamente nuevas, dado que el motor eléctrico es, prácticamente, dos veces más potente que el bóxer. Más aún, con un par motor máximo de 212 Nm, el nuevo propulsor proporciona dos veces más fuerza que el motor T1 original de 1966 (102 Nm). Asimismo, como es típico de los motores eléctricos, el par motor máximo está disponible de forma inmediata. Y eso lo cambia todo, ya que nunca antes ha habido un T1 «oficial» tan potente como el e-BULLI.

Como es habitual en los vehículos 100% eléctricos, la transmisión funciona mediante una caja de cambios de 1 velocidad y los selectores de la transmisión automática (P, R, N, D, B) están situados junto a la palanca situada entre los dos asientos. En la posición B, el conductor puede variar el grado de recuperación, es decir, la recuperación de energía durante el frenado. El e-BULLI alcanza una velocidad punta de 130 km/h (limitada electrónicamente) y para que comprobéis la diferencia, con el sistema de propulsión original, el T1 alcanzaba una velocidad punta de 105 km/h. Al igual que ocurría con el motor bóxer del T1 de 1966, la combinación entre la caja de cambios con el motor eléctrico integrado en la parte trasera del e-BULLI de 2020 impulsa, exclusivamente, el eje trasero.

Por su parte, la batería utilizada tiene una capacidad de energía utilizable de 45 kWh, alojada en los bajos del e-Bulli, algo que rebaja sustancialmente el centro de gravedad y mejora, sustancialmente, las características de conducción y las reacciones del conjunto. Esta batería se podrá recargar hasta en 40 minutos, un 80%, en un enchufe de carga rápida y con la batería cargada al 100% se presupone una autonomía máxima de más de 200 Km.

Comparado con el T1, conducir el e-BULLI es completamente distinto ya que, como es obvio, se ha actualizado también en ese sentido. Esta sensación es aún más dinámica (tampoco es que fuera muy difícil superarlo) debido al chasis, que también ha sido rediseñado, los amortiguadores, la nueva dirección y el nuevo sistema de frenos con cuatro discos ventilados.

En paralelo al nuevo sistema de propulsión eléctrico, se ha creado un concepto interior para el e-BULLI que es tan elegante como vanguardista. El nuevo look y las soluciones técnicas correspondientes han sido desarrolladas por el centro de diseño de Volkswagen Vehículos Comerciales en colaboración con Volkswagen Vehículos Comerciales Vintage Vehicles y el departamento de Comunicación (muchos departamentos…).

Los diseñadores han modernizado el exterior del icónico vehículo con gran sensibilidad y tacto, para mantener el «sabor» auténtico de la edición original, incluyendo los acabados de pintura de dos tonos «Naranja Metálico Energético» y «Metálico MATTE Arena Dorada». La transición hacia la era moderna se certifica exteriormente con detalles como los nuevos faros delanteros LED redondos, que incluyen las luces diurnas. En el exterior de la parte trasera también hay indicadores de carga LED, que indican al conductor que se acerca al e-BULLI el nivel de carga de las baterías de iones de litio, antes incluso de que llegue al vehículo.

Solo cuando se echa un vistazo al interior de ocho de plazas a través de las ventanas es posible darse cuenta de que algunas cosas no son como cabría esperar que fueran en un T1. Los diseñadores de Volkswagen han repensado gran parte del interior, sin por ello perder ni un segundo de vista el concepto original y los asientos son una de las nuevas características. En la línea del acabado exterior, también vienen en dos colores: «Saint Tropez» y «Naranja Saffrano».  El suelo está recubierto con madera sólida, que imita el aspecto de la cubierta de un barco y le da un cierto ambiente premium. Como resultado de esto y de los agradables tonos claros de cuero, este Samba Bus electrificado transmite sensaciones marítimas, una impresión que se ve reforzada por el gran techo panorámico retráctil.

La cabina también se ha modernizado sensiblemente. El nuevo velocímetro está basado en el original, mientras que una pantalla de dos dígitos, integrada en este último, crea un vínculo con la era moderna. Esta pantalla digital en el velocímetro analógico proporciona diversa información al conductor, incluyendo la autonomía. Unos LEDs también indican, por ejemplo, si el freno de mano está activado o si el cable de carga está enchufado. Por último, hay un pequeño pero encantador detalle en el centro del velocímetro: un símbolo Bulli estilizado.

Por otra parte, disponemos de una gran cantidad de información a través de la tablet integrada en la consola del techo y a través de «We Connect» de Volkswagen, el conductor del e-BULLI también puede acceder, mediante una app para smartphone o a través de un PC y del portal web correspondiente, a información online, como por ejemplo el tiempo de carga restante, los kilómetros recorridos, los tiempos de desplazamiento, el consumo de energía o la recuperación de la misma. La música a bordo viene de una radio de estilo retro que, sin embargo, está equipada con la última tecnología. La radio está vinculada al sistema de sonido mediante componentes ocultos a la vista, incluyendo un subwoofer.

Sin duda, todos los que vean en el e-BULLI una perspectiva electrizante pueden cumplir con su sueño de ser propietarios de un T1 sin emisiones. En eClassics. Ofrecen la conversión del T1, completa con ejes delantero y trasero rediseñados, a partir de 64.900 euros aunque además, la compañía también ofrece kits de piezas listas para el montaje y transforman a eléctricos los modelos siguientes T2 y T3. El Bulli se adapta a los nuevos tiempos.

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar