Audi Q5 Sportback. El tercer modelo.

Motorproyect.com > Blog > Audi Q5 Sportback. El tercer modelo.

Audi Q5 Sportback. El tercer modelo.

05/06/2021 / 0 Comentarios / 195 / Blog
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Sportback es la denominación de Audi para los modelos más deportivos con 5 puertas y el Q5 Sportback es el tercer modelo SUV con trazas coupeizadas después del Q3 y del e-tron Sportback. El Q5 Sportback está destinado a todos aquellos clientes que quieren aportar un poco de dinamismo a su status sin perder ni un ápice la practicidad y la prestancia que proporciona todo un Audi Q5.

Lo podemos elegir (los que tengan desde unos 55.800 euros «tontos» en la cartera) en dos motores TDI, un motor de gasolina TFSI, con micro hibridación, dos vertientes híbridas enchufables denominadas TFSIe y el más dotado y deportivo de todos que, curiosamente, es un TDI y es el SQ5 Sportback TDI, con un V6 y 345cv de potencia a un precio de 83.300 euros.

El Audi Q5 Sportback 35 TDI es el modelo de acceso a la gama. Está asociado a un cambio automático S Tronic de 7 velocidades y arroja 163cv de potencia con 370 Nm de par máximo al eje delantero. Con esta configuración, alcanzamos unas prestaciones máximas de 213 Km/h de velocidad punta, una aceleración de 0-100 Km/h en 9 segundos y un consumo medio homologado de 5,7 l/100 Km.

El siguiente modelo en el escalafón es el Q5 Sportback 40 TDI quattro, con 204cv y 400 Nm de par máximo, también asociado al cambio automático S Tronic de 7 relaciones, pero en esta ocasión traslada la fuerza a los cuatro neumáticos gracias a la tracción total, con el que obtenemos una velocidad máxima de 222 Km/h y una aceleración de 0-100 Km/h en 7,6 segundos, para obtener unos consumos medios homologados de 6,4 l/100 Km.

Su variable de gasolina es el 2.0 TFSI tiene 265cv y 370 Nm de par máximo, con una velocidad máxima de 240 Km/h (autolimitada), una aceleración de 0-100 Km/h en 6,1 segundos y un consumo de 8,4 l/100 Km. Se denomina Q5 Sportback 45 TFSI quattro y, obviamente, tiene tracción total inteligente.

Para estos tres motores existe un sistema Mild Hybrid (MHEV) de 12 voltios que contribuye a mejorar la eficiencia. Su alternador de arranque accionado por correa recupera energía en las fases de desaceleración, y la almacena en una compacta batería de iones de litio. El sistema MHEV permite la desconexión temporal del motor cuando el vehículo circula en modo «a vela», así como la entrada en funcionamiento del Start/Stop desde una velocidad residual de 22 km/h.

Por su parte, en el siguiente escalón nos encontramos con las dos versiones híbridas enchufables denominadas TFSIe con 229cv para el Q5 Sportback 50 TFSIe y el más prestacional Q5 Sportback 55 TFSIe con 367cv. El primero acelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, registro que baja hasta los 5,3 segundos en la versión más potente y ambos tienen la velocidad máxima limitada electrónicamente a 239 km/h. ¿Por qué?. Ni idea; pero están limitados a esa velocidad.

En ambos dos se combinan un motor 2.0 de gasolina con turbo y uno eléctrico, además de ir asociados al cambio automático S Tronic de 7 relaciones y la tracción total quattro ultra. La batería nos ofrece una capacidad bruta de unos 17 Kw/h, por lo que la autonomía eléctrica se homologa en unos 62 Km totales, que ya sabéis que pueden ser algo menos debido al alto potencial de las mecánicas y a la tracción total. Para la recarga, si utilizamos una toma trifásica podremos hacerlo en 2,5 horas y si lo enchufamos en una toma doméstica de nuestra casa, el tiempo de espera aumentará hasta las 6 horas, más o menos.

Por último hablaremos de la versión más deportiva y dinámica, aunque sea de propulsión diésel. Se trata del SQ5 Sportback TDI, con un 3.0 V6 que genera 341cv de potencia y un par máximo impresionante de 700 Nm transmitido siempre a las cuatro ruedas con llantas de 21″ siempre, gracias al cambio automático Tiptronic de 8 relaciones, con un funcionamiento rápido y unas transiciones entre marchas bastante suaves e imperceptibles.

A pesar de ser diésel y gracias a unas palomillas especiales situadas en los escapes, el sonido que emana de los mismos es realmente delicioso. También cuenta con la inestimable ayuda del sistema MHEV, pero esta vez de de 48 V, que ayuda al motor de combustión en su circulación «a vela» y en bajas revoluciones de la mecánica.

También lo distinguiremos por tener una imagen diferenciadora en la que se incluyen numerosos aditamentos estéticos en acabado de aluminio sobre la carrocería, pinzas de freno pintadas en rojo o unas toberas de refrigeración del motor más grandes, además de cuatro salidas de escape cromadas y un difusor trasero específico.

Son de serie los faros delanteros Matrix LED con intermitentes dinámicos y opcionales los traseros con tecnología OLED. También es de serie en este acabado el sistema Drive Mode que puede variar la dureza de la dirección, la respuesta del motor o la altura del conjunto en hasta 6 variables diferentes. Aunque para variar la altura debemos equipar la suspensión neumática regulable S, que esa sí que es opcional, al igual que la dirección dinámica.

El tren de rodaje deportivo S con control de amortiguación, que sí viene de serie, cuenta con una altura de la carrocería rebajada 30 mm en comparación con el Q5 Sportback «normal», e impresiona por su excepcional rango entre el ajuste más confortable y el más dinámico.

En el interior, podemos elegir entre tres acabados para la tapicería y los asientos delanteros pueden tener regulación eléctrica, masaje y ser calefactados y ventilados, pero todo eso soltando un poco más de «gallina», al igual que con las llantas ya que existen 21 diseños, con diámetros comprendidos entre 18 y 21″.

Las versiones más convencionales también nos desprenden una percepción de poderío. La parrilla denominada Singleframe cuenta en los laterales con sendas y grandes entradas de aire y la firma lumínica se desmarca del resto de la gama con luces LED y unas luces diurnas diferenciadas. El resto de aditamentos como los faldones laterales, los pasos de rueda sobredimensionados y la caída del techo hacia la zaga, enfatizan su imagen y carácter diferenciador, poderoso y dinámico.

Al igual que ocurre con el SQ5, opcionalmente podemos incluir los faros traseros de tipo OLED, divididos en seis segmentos que se pueden activar de manera independiente, con hasta tres expresiones diferentes para la firma lumínica trasera. En el Audi Q5 Sportback disponemos de las líneas exteriores Advanced y S Line, que presentan diferencias en la parrilla Singleframe, en las entradas de aire laterales y, especialmente, en el paragolpes trasero. La línea de acabado S Line también presenta cambios más deportivos en el interior.

Hay 12 colores para la carrocería y múltiples elementos de personalización, incluyendo el paquete Black y acabados de pintura completos y de contraste. Con una longitud de 4,69 metros, el Q5 Sportback es 7 mm más largo que el Q5 «normal» y 2 mm más bajo. La anchura, así como el coeficiente aerodinámico Cx 0,30, resultan idénticos en todas las versiones y con una gran distancia entre ejes, destaca por su habitabilidad interior.

El maletero tiene una capacidad de 510 litros, aunque las cifras para las versiones TFSIe son un poco más recortadas debido a la incorporación de la batería con 455 litros. Audi también ofrece la banqueta trasera plus de manera opcional, que cuenta con regulación longitudinal de distancia para las piernas de los pasajeros y con respaldos ajustables en inclinación. El portón trasero cuenta de serie con accionamiento eléctrico y se puede abrir con un simple gesto del pie por debajo del paragolpes. 

Todos cuentan con la suspensión deportiva de serie y unos ajustes específicos, que proporcionan un tacto más directo que en el Q5 convencional. Como alternativa, también se ofrece la suspensión con control de amortiguación; o la suspensión neumática adaptativa, que puede variar la altura en un rango de hasta 60 mm. Por su parte, podemos incluir la dirección dinámica que modifica la desmultiplicación, el ángulo y la asistencia en función de la velocidad del Q5 Sportback.

Ya sabéis, si queréis tener la polivalencia de un SUV muy capaz, pero la imagen de un deportivo; el nuevo Q5 Sportback es vuestra versión. Tenga el motor que tenga.

 

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar