Rolls Royce Phantom. De fantasma nada

Motorproyect.com > Blog > Rolls Royce Phantom. De fantasma nada

Rolls Royce Phantom. De fantasma nada

17/05/2022 / 0 Comentarios / 156 / Blog
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Los exclusivos productos de Rolls-Royce disfrutan de una vida útil extensa, convirtiéndose, por ende, en expresiones atemporales de buen gusto, belleza y perfección. El mítico Rolls Royce Phantom ocupa una posición única y top en este sentido, siendo venerado por su elegancia atemporal.

La octava generación del Phantom se presentó en 2017 y todavía cuenta con muchos (los que pueden) adeptos. Pero aunque siga entre nosotros, ha hecho caso a los clientes y se ha visto «renovado» con algunos «gadgets» que aquí os mostraremos. Esos clientes han implorado a la marca que no realice ningún cambio importante en un automóvil ya icónico. En respuesta a ello, solo se han incorporado los toques, adornos y adaptaciones de diseño más livianos que se podrían adaptar. De hecho, no se trata de lo que debe cambiarse, sino de lo que debe preservarse y protegerse.

La característica más obvia e importante que debe conservarse es la presencia y la prestancia del Phantom. Esto se ha mejorado aún más con una nueva línea horizontal pulida entre las luces de día sobre. Esto le da a Phantom una modernidad nueva y asertiva, que refleja su carácter centrado en el conductor (aunque la mayoría tendrán chófer).

Un sutil cambio geométrico en ese frontal hace que la insignia ‘RR’ y el conocido Spirit of Ecstasy sean más prominentes cuando se ven desde el frente. La parrilla en sí ahora está iluminada, una característica que debutó en el Rolls Royce Ghost y que, poco a poco, han ido incorporando otras marcas en la actualidad. Los faros están adornados con luces estelares de bisel cortadas con láser, creando una conexión visual con el techo estrellado en el interior, y agregando más deleite a la presencia nocturna y la iluminación del Phantom.

El perfil lateral conserva el voladizo delantero corto y el trasero largo característico de Rolls-Royce, la larga distancia entre ejes y el amplio pilar C, este último brindando una mayor privacidad para los ocupantes. De esta manera, la silueta conserva las elegantes líneas clave que van desde el Espíritu del Éxtasis hasta la zaga más estrecha. La línea general comienza en el guardabarros delantero y se curva suavemente hacia la puerta trasera, antes de caer suavemente hacia las luces traseras en forma de linterna. 

Ese perfil lateral se mejora aún más con un conjunto de ruedas nuevas. Una rueda de acero inoxidable fresada en 3D con detalles triangulares está disponible para tener, esta vez, un acabado totalmente pulido o parcialmente. Alternativamente, el Rolls Royce Phantom puede ser agraciado con un disco verdaderamente elegante, recordando a los Rolls-Royce de la década de los años 20. Esta rueda tan especial se produce tanto en acero inoxidable pulido como en laca negra, encapsulando perfectamente la sensación de vuelo sobre la tierra.

También, haciendo caso a los clientes, se ha incorporado una parrilla con alicientes cromados oscurecidos, riendas de capó negras, envolventes de parabrisas y acabados de marco lateral. Esta estética ahora permite a Rolls-Royce transformar al Phantom en la más clara de las apariencias o la más oscura de las oscuras, según nos dé el día.

El suntuoso interior permanece casi inalterado, y solo los más ávidos podrán encontrar alguna diferencia. Por ejemplo, el volante se ha hecho un poco más grueso, proporcionando un punto de contacto más conectado e inmediato para el propietario-conductor.

No obstante, el Phantom y el Phantom Extended (con carrocería alargada) tienen personalidades propias, que se representan en dos tipos de asientos diferentes. Curiosamente, el Phantom ahora es un coche que quiere ser disfrutado por los propios clientes (personalmente, creo que hay coches mucho mejores para conducir). Existe un número cada vez mayor de clientes que desean estar en el asiento del conductor. Pero también existen todavía muchos clientes que prefieren disfrutar la carretera desde el asiento trasero. Para ellos, el Phantom Extended ofrece la experiencia definitiva súper lujosa con chófer.

Ahora, con esta actualización, el Phantom incluye el debut del sistema de infoentretenimiento ‘Rolls-Royce Connected’. Esto permite al propietario enviar una dirección directamente al automóvil desde Whispers, la aplicación de miembros privados de Rolls-Royce, proporcionando una navegación perfecta a un evento, restaurante, concesionario o incluso al propio concesionario de Rolls-Royce.

También muestra la ubicación del automóvil, el estado de seguridad y el estado actual de ‘salud’ en Whispers; con solo tocar un botón, el propietario puede ponerse en contacto con un concesionario preferido para cualquier requisito de servicio o información sobre el automóvil.

Como producto cumbre de la marca, el Phantom atrae a un estrato de élite de clientes de Rolls-Royce (que ya de por si, representan a una élite). Establecidos y exitosos en su campo y a menudo en el ojo público, estas son personas muy exigentes. Por eso, no es casualidad que los propios clientes de esta saga hayan propuesto acciones para realizar pero sin que el Phantom perdiera su esencia histórica.

Las creaciones resultantes, cada una una obra maestra artística por derecho propio, ilustran una verdad más amplia: desde sus inicios, Phantom siempre ha sido lo que el cliente quiere que sea; no solo el «mejor coche del mundo», sino el mejor coche para ellos y su mundo.

Evidentemente, no existe un cliente Phantom «típico». Abarcando los «polos del lujo», pueden ser cada vez más jóvenes o más viejos, modernos o tradicionales, hechos a sí mismos o de riqueza establecida desde hace mucho tiempo. Por lo tanto, sus clientes reflejan un espectro completo de intereses e influencias. En un extremo, el Phantom adquiere un carácter subversivo, casi rebelde: juvenil, dinámico y atrevido. Por el otro, se transforma en una oda a la grandeza del lujo y la atemporalidad.

Por eso existe también la división Rolls-Royce Bespoke Collective, con la misión de agradar con sus creaciones e ideas a esta vasta extensión de características y deseos del cliente en un producto exclusivo y, porqué no decirlo, personal. Por lo tanto, el Phantom de octava generación ha sido diseñado deliberadamente para ofrecer un «lienzo en blanco» para la personalización a medida, capaz de convertirse en lo que el cliente desee que sea, y un verdadero reflejo de su estilo y carácter individual.

La gran fortaleza y atractivo de Phantom es que permite a los clientes posicionarse en cualquier lugar entre estos «polos de lujo», definiendo el lujo en sus propios términos. Y dondequiera que se encuentre ese punto, tienen la seguridad de que el propio Phantom sigue siendo, técnica, material, estética y dinámicamente, el «mejor automóvil del mundo».

Para remarcar la introducción de Phantom Series II en el mercado e ilustrar la capacidad a medida de Rolls-Royce, la marca ha creado una nueva obra maestra a medida, Phantom Platino, que lleva el nombre del acabado blanco plateado del codiciado y precioso metal, el platino.

El Phantom Platino continúa la exploración de Rolls-Royce en interiores de telas, una historia que comenzó en 2015 con el lanzamiento de Serenity, un Phantom verdaderamente Bespoke con un interior de seda pintado a mano y bordado a mano. Anunciando el siguiente paso en este importante viaje, Phantom Platino introduce materiales distintos al cuero, un movimiento que demuestra una mayor aceptación de tapicerías interiores alternativas.

Haciéndose eco de los días formativos de la marca, los asientos delanteros del Phantom Platino están acabados en cuero fino, mientras que los de la parte trasera están tapizados en tela. El prscioso tono sobre tono del interior de la edición Platino se logra combinando dos telas diferentes; uno creado en un molino italiano por su apariencia duradera pero lujosa, el otro derivado de fibras de bambú, seleccionadas por su acabado brillante.

Ambos materiales comparten un patrón original basado en una interpretación abstracta del Espíritu del Éxtasis. En el textil de seda, el diseño es más pequeño y se teje en la tela para crear un acabado visualmente más estimulante. También aparece en Phantom’s Gallery, justo en la línea de visión del ocupante, y en puntos de contacto como el reposabrazos y la consola central. La tela de bambú está bordada con iconos más grandes, presentando una apariencia de mechón que se encuentra comúnmente en el diseño de interiores. Este material más resistente se coloca en los elementos inferiores del interior, donde deberán soportar la mayor parte del contacto.

El mismo diseño también aparece en el famoso reloj del tablero de instrumentos. El entorno está hecho de una cerámica impresa en 3D, una ejecución verdaderamente contemporánea de un material tradicional. Ubicado en un juego de madera con acabado helado, así las propiedades del acabado interior llevan al Phantom a un nivel de opulencia insuperable.

Sin duda, no ha cambiado mucho, pero obtenemos un Rolls Royce de lo más actualizado. Lo han querido así los clientes, así que si tenéis alguna crítica, acudid a ellos.

Avatar

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar