Toma de contacto: Nissan Qashqai Premiere Edition 1.3 Mild Hybrid XTronic.

Motorproyect.com > Pruebas > Toma de contacto: Nissan Qashqai Premiere Edition 1.3 Mild Hybrid XTronic.

Toma de contacto: Nissan Qashqai Premiere Edition 1.3 Mild Hybrid XTronic.

02/05/2021 / 29 Comentarios / 432 / Pruebas
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

No os aburriremos con mucha información ya que, como tal, no hemos probado las «mieles» del nuevo Nissan Qashqai, pero sí que nos pudimos montar en él y hacerle unas fotos en estático. Tiempo al tiempo, prometemos probarlo para vosotros cuando llegue el momento, pero mientras tanto, os ofrecemos unas pequeñas pinceladas de lo que pudimos ver, de manera fugaz, del nuevo Nissan Qashqai a su paso por Burgos.

Sin duda, nos damos cuenta al instante de que estamos ante la nueva generación de un vehículo de Nissan. El lenguaje de diseño empleado es bastante similar a lo que ya vimos con el nuevo Nissan Juke, pero con matices y mucho más maduro, ya que, no obstante, estamos ante uno de los pilares centrales en los que se basa la gama Nissan.

Para el frontal incorpora unos nuevos grupos ópticos de tecnología LED e inteligentes, que le aportan esa personalidad indiscutible de los productos de la marca japonesa. Por lo menos de los nuevos productos. Esa personalidad viene marcada por una nueva mirada y que, gracias a las nuevas tecnologías, pueden jugar con ella y crear unos nuevo faros inteligentes con dos haz de luz bien diferenciados y un aplique de chapa en forma triangular en el centro.

La tira luminaria principal, que es la inferior, se funde con un saliente del paragolpes que recorre todo el lateral del mismo, que sirve para canalizar el aire frontal y que aumenta a medida que se desplaza la mirada a la zona más inferior, proporcionando un plus mayor de aerodinámica, un aspecto en el que ha mejorado sutilmente. Ahí nos encontramos con una protección en plástico duro negro que incluye dos luces antiniebla con terminación cromada. Es una vista frontal muy original y perfectamente reconocible.

En su lateral lo que más nos llama la atención es su altura libre respecto al suelo, que ha ganado bastante en tamaño (evidente al primer golpe de vista), su nuevo diseño neutro con tendencia ascendente hacia la zaga y unas preciosas llantas de 20″ montadas en neumáticos muy orientados al asfalto.

La zaga nos recuerda, mínimamente, a lo que ya conocemos en Lexus, aunque son dos marcas que no tienen nada que ver. En realidad es el nuevo diseño de los pilotos que, aunque más alargados, tienen ciertas similitudes con los productos de Lexus. Así con la tontería, nos sumerge en un mundo algo más premium sin pretenderlo. Esa zaga destaca también por tener un generoso paragolpes con protecciones para los bajos y un generoso alerón trasero.

Abrimos el portón del maletero y nos descubre un espacio de carga de 450 a 504 litros, dependiendo del tipo de tracción o del equipo de música que monte; un auténtico referente en su segmento, aunque se sitúa en mitad de la tabla en ese aspecto. La bandeja inferior se puede levantar y disponer de dos alturas para colocar diferentes enseres muy bien diferenciados.

Al igual que en el maletero, la ganancia en longitud y anchura en el nuevo Qashqai se traduce en una gran habitabilidad interior. Lo notamos al incorporarnos a las plazas traseras en donde no nos falta espacio para las rodillas, respecto a nuestras cabezas o en anchura. La plaza central, como ocurre en todos los coches, es un poco más angosta y dura, aunque un adulto, de manera circunstancial, no tendrá ningún problema a la hora de acomodarse en ella. Y ya que tenemos abiertas esas puertas, he de comentar que se abren de una forma exponencial y facilita mucho la vida para todos aquellos que deban colocar sillitas de niños en los anclajes Isofix traseros.

Delante nos reciben unos asientos con ajustes eléctricos, calefactados, ventilados y con función masaje (gadgets opcionales y de serie para esta versión) perfectamente tapizados en cuero y que agarran bastante bien nuestro cuerpo. Sacaremos mejores conclusiones sobre los mismos en marcha pero, de momento, hay que esperar.

Ante nosotros tenemos un volante muy característico de la marca nipona, con varios botones en los brazos principales para que no tengamos que soltar las manos en ningún momento, y con levas detrás para actuar sobre el cambio automático XTronic de manera secuencial (aunque con ese tipo de cambio, no sé yo…).

Detrás se nos muestra una instrumentación digital, en la que podemos elegir diferentes tipos de visionado por medio de ese volante y que nos facilita una información esencial en cada momento y a tiempo real sobre nuestra conducción. No obstante, también tenemos la ayuda inestimable del sistema HUD que, a falta de probarlo, sabemos que existía. También creo que existía un nuevo sistema de información y navegación que se proyecta directamente sobre el parabrisas, pero tampoco lo probamos.

En el centro y en una posición elevada y de privilegio, nos encontramos con la pantalla táctil de 9″ y un sistema operativo compatible con los protocolos Android Auto y Apple Car Play, con unas grafías muy aparentes y con unos menús muy bien estructurados, con botones grandes y un funcionamiento bastante rápido. Todo el cuadro está situado de una manera elevada y de forma bastante vertical para facilitar los accionamientos y el visionado por parte del conductor. Debajo tenemos los mandos físicos del climatizador bi-zona (algo que se agradece) y una bandeja vacía-bolsillos, con probabilidad de cargar nuestro smartphone por medio de inducción.

Y es que la visión exterior desde el habitáculo también ha cambiado y se ha mejorado, ya que a unos pilares más finos, debemos añadir una luna frontal más grande y los retrovisores, parten de la puerta y no de la unión de la puerta con el pilar anterior, por lo que la visión ha mejorado de forma exponencial. Pero también sacaremos más conclusiones cuando lo probemos más detenidamente.

Entre los dos asientos, nos encontramos con el selector del cambio automático XTronic de variador continuo en nuestro caso, que está asociado a una tracción delantera. Detrás nos encontramos con el botón DMode, con varios modos diferentes de conducción que varían la dureza de la dirección y la respuesta de la mecánica.

El salpicadero que nos encontramos en esta edición tan dotada y tan bien rematada que circula por media España, tenía un acabado de primer orden y le daba un toque premium muy importante. Combinaba muy bien los plásticos blandos, los revestimientos de cuero, la alta tecnología y acabados de plástico con efecto de madera noble. También disponíamos de iluminación interior en varios colores a elegir.

Y es que el equipo de serie de esta unidad expuesta era el Top entre todos los Qashqai disponibles y correspondía a la edición Premiere limitada y que también se pone a la venta en nuestro país con dos gamas mecánicas: 140 y (la que conocimos nosotros) 158 cv, con caja de cambios manual de 6 relaciones o XTronic de variador continuo (también nuestro caso) y con tracción delantera o total.

Unos pocos ejemplos de lo bien equipada que estaba la unidad expuesta es que disponía de navegador, pantalla táctil de 9″ del equipo de infoocio, llantas de 20″, asistente de arranque en pendiente, luces LED inteligentes, D.Mode con varias formas de conducción, techo solar panorámico, instrumentación digital configurable, HUD, climatizador bi zona, tapicería de cuero, asientos delanteros eléctricos, calefactados y ventilados, volante multifunción, asistente de cambio involuntario de carril, asistente en atascos, sensores de luces y lluvia, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, cámara trasera con aviso de tráfico cruzado, arranque y apertura sin llave, control de velocidad de crucero adaptativo, o Start/Stop entre otros miles elementos tanto de serie como en opción, que también los montaba.

El motor era un 1.3 de 158cv y 270 Nm de par máximo, asociado a un cambio automático de 6 marchas que transmite la fuerza a las ruedas delanteras y un sistema de hibridación parcial de 12V, que sólo se limita a generar electricidad y ayudar en las aceleraciones más enérgicas al motor de combustión, pero no mueve al vehículo por si solo. No es un híbrido al uso, pero esa ayuda le hace valedor de la etiqueta ECO de la DGT.

Con la configuración que nos atañe, el nuevo Nissan Qashqai nos ofrece unas prestaciones muy aceptables con 200 Km/h de velocidad punta, una aceleración de 0-100 Km/h discreta en 9,2 segundos y lo más interesante de todo; un consumo medio de 6,6 l/100 Km, que para ser de gasolina, no está nada mal.

No podemos ofreceros ninguna sensación al volante, pero supongo que con el tiempo y cuando salga definitivamente al mercado, probaremos una unidad para todos vosotros, mientras tanto, ahí os quedan estas pinceladas.

Datos técnicos:

Motor: 1.3 turbo

Potencia: 158cv

Vel Máx: 200 Km/h

Acel 0-100: 9,2 seg

Cons: 6,6 l/100 Km

Precio: Desde 36.700 (versión visionada)

Raul Manso Ortega

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar