Toma de contacto: Range Rover P530 SV

Motorproyect.com > Pruebas > Toma de contacto: Range Rover P530 SV

Toma de contacto: Range Rover P530 SV

15/05/2022 / 0 Comentarios / 123 / Pruebas
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Ya sabemos que está la cosa muy complicada y por eso hacemos pruebas dinámicas con cuentagotas y tenemos que aprovechar cualquier metodología para poder ofreceros información de calidad. Por eso; dentro del marco en el que viaja por toda España una unidad del exclusivo Range Rover SV, cuando recaló en nuestra localidad, aprovechamos para conocerlo más de cerca, aunque sea de manera estática y en la concesión pertinente, en donde amablemente nos explicaron las peculiaridades de un modelo tan especial como este. 

Partimos de la base de que os vamos a hablar de un vehículo de nicho y muy exclusivo, al que podrán acceder tan sólo unos pocos clientes, generalmente con chófer, ya que nos detendremos mucho en escudriñar las plazas posteriores que, en este caso, son las más importantes. 

Range Rover, no obstante, siempre ha sido la variable de lujo de los míticos Land Rover. Debido a su origen, son unos todoterreno espectaculares, pero siempre han mantenido un estatus algo superior.  

Lo mismo ocurre con las nuevas generaciones de la marca; son excelentes todoterrenos, pero también son unos grandes ruteros y muy cómodos en asfalto. La vertiente SV de la última generación que ha salido a la palestra, además, sube un peldaño más en materia de sibaritismo y se convierte en un coche de lujo muy comparable a los SUV de Mercedes-Maybach, Rolls Royce o Bentley. 

Sin ser tan estridente o llamativo como éstos últimos que os he nombrado, el Range Rover SV impresiona nada más verlo. De hecho; lo primero que comenté nada más ver su parrilla delantera fue que si te atropellaba uno de esos, no lo contabas. Imaginaros la magnitud y el impacto que nos genera el vehículo.

Su diseño no se escapa de lo que ya conocíamos de las anteriores generaciones del Range Rover, pero quizás es un poco más estilizado, aunque sin perder la rotundidad que siempre lo ha caracterizado. Los faros delanteros cambian y se vuelven más finos, con una iluminación excelente en horas vespertinas. Son faros con tecnología LED e inteligentes en todos los ámbitos. Por supuesto, la parrilla frontal es realmente espectacular y muy grande, con un entramado cromado diferente en forma decorativa.

En el lateral nos llaman poderosamente la atención las enormes llantas de 22″ que monta y que son específicas de esta versión (eran opcionales ya que de serie monta de 23″), además de una lámina cromada decorativa por detrás de los pasos de rueda delanteros, además de unas preciosas taloneras. Esa lámina decorativa es común en todos los modelos de Range Rover. En nuestro caso; al tener suspensión neumática (todos los Range Rover la llevan), se podía regular en varios niveles de altura y en la exposición estaba en el nivel más alto, con un total de 29,7 cm respecto al suelo y capaz de vadear ríos con hasta 90 cm de profundidad, así que me costó mucho montarme en su interior. 

Pero para montarme es su interior, debía abrir las puertas y, !oh, sorpresa!, los tiradores están perfectamente enrasados con la carrocería y hasta que no damos al mando a distancia o lo abrimos con el dedo manteniendo la llave en nuestro bolsillo, no se descubren para que podamos actuar sobre ellos. Es una solución mínima para que el conjunto sea más aerodinámico y consuma menos combustible, además de estética pura y dura que ya conocíamos en otros coches, pero realmente, estamos hablando de un «mastodonte» con ruedas que supongo que al dueño no le importará demasiado el consumo total de combustible. 

Detrás es, posiblemente donde más cambios ha sufrido el vehículo, ya que los pilotos posteriores están perfectamente camuflados en la carrocería y a simple vista no se perciben. Cuando los encendemos, una tira de LED dinámico los hace aparecer. Los intermitentes y demás, están situados en la zona más baja del vehículo, camuflados en una lama aerodinámica y de protección de bajos. Es una solución que rompe moldes respecto a lo que veíamos conociendo de las generaciones anteriores y le aporta un toque más de actualidad a la carrocería y a la imagen exterior. 

Pero vamos a lo importante de este vehículo, ya que si su imagen exterior es imponente y poderosa, su imagen interior no podría ser menos.  

Abrimos el maletero, de manera eléctrica por supuesto, y nos encontramos con dos lamas que se abren de manera independiente. Una de ellas, muy sólida se abre hacia abajo, dejando disponible un espacio extra para deslizar la carga al interior o sentarnos sobre ella y, la luna trasera se abre hacia arriba de una manera más convencional. Una vez abiertas las dos secciones, nos descubre un espacio de carga diáfano de 818 litros con un recubrimiento y una moqueta de gran calidad. 

En los laterales nos encontramos sendas bolsas con red para dejar los objetos más cotidianos y en su zona derecha, observamos una fila de botones que sirven para todo. Bueno; para todo lo que tenga que ver con el maletero y la zaga, como desplegar la bola de remolque camuflada en los bajos del vehículo, abatir los asientos traseros, abrir y cerrar la cortinilla cubre equipajes, levantar el piso del maletero para convertirlo en un respaldo circunstancial, por si nos sentamos en la zona inferior del portón del maletero... Todo se activa de manera eléctrica sin tener que hacer ningún esfuerzo. Eso es lujo.

Nos incorporamos en la zona delantera y la comodidad y amplitud reina por todos lados, además del buen hacer y el buen gusto británico. Existe una mezcla perfecta entre tecnología, tradición y materiales nobles con un ensamblaje entre ellos sublime.

Los asientos sujetan muy bien nuestro contorno, son calefactados, refrigerados, con masaje, con hasta 24 movimientos eléctricos y memorias para diferentes alturas de los conductores. Están tapizados en un precioso material sintético que se asemeja al cuero, pero que no es cuero. Ahora bien; la factura de ese material es realmente impresionante. No obstante, si lo queremos con cuero, existe el cuero y además, otras dos tapicería diferentes y 14 colores a elegir para el exterior.

Delante de nosotros nos encontramos con una instrumentación digital con una visión muy clara y fácil, además de que podemos configurar el sistema, proyectado sobre una inmensa pantalla de 13,7«, desde un botón del precioso volante. En el centro, Observamos una enorme pantalla del equipo de infoocio, denominado Pivi, de 13,1″ compatible de manera inalámbrica con los protocolos Android Auto y Apple Car Play, táctil y muy sencilla de usar, además de tener unos gráficos muy visibles y claros. Desde esa pantalla podremos manejar diferentes parámetros del coche, incluido un sistema que detecta partículas del aire perjudiciales y lo purifica con mayor o menor énfasis según sea necesario, por ejemplo. Debajo de esa gran pantalla, nos encontramos (lo cual es de agradecer) con mandos físicos del sistema de climatización. 

Entre los dos asientos delanteros, nos encontramos con el selector del cambio manual de 8 relaciones y, cómo no, con el mando giratorio del sistema «Terrain Response» situado más a la derecha y con el que podemos elegir desde la altura del vehículo, pasando por un control de descensos o un programa especial de vadeo. Según lo que escojamos el coche actuará de una manera u otra. No obstante, el Range Rover detectará cómo estamos conduciendo y en qué circunstancias y él mismo, de forma automática, se adecuará a las circunstancias. 

Pasamos a los asientos traseros, que son dignos de un miembro de la realeza. La configuración que nos encontramos es de dos plazas, aunque podemos elegirla con asiento corrido. En esta ocasión tenemos ante nuestros ojos una alternativa real a las berlinas de representación. Entre los dos asientos disponemos de una pantalla táctil multimedia de 13,1″ con la que podremos activar varios componentes de esas plazas traseras, además de diferentes conexiones HDMI o USB y puntos WiFi. 

Delante de esa pantalla multifunción, disponemos de un hueco retráctil, plenamente hecho de madera noble, en el que teníamos escondido un espejo, pero que se puede configurar con una pequeña nevera refrigerante con dos copas de champagne o como queramos. También podremos regular de manera independiente la climatización de esas plazas, ya que tenemos esa opción. 

Además de poder reclinar el asiento para ir descansando (de manera eléctrica, por supuesto) podemos apoyar los pies en una especie de apoyapiés eléctrico situado en los bajos del respaldo del asiento delantero, podemos ver el programa que deseemos en la pantalla que tenemos en los reposacabezas delanteros, son asientos, como los de delante, con masaje, calefactados, refrigerados y ajustes eléctricos con memoria, además de tener a nuestra disposición diferentes tipos de iluminación para diferentes tipos de quehaceres, como leer, estar con el ordenador portátil… Todas esas funciones las tendrá el asiento derecho, que es donde se supone que viajará el dueño o el propietario. El asiento individual izquierdo tiene sólo algunas de esas funciones, pero no todas. 

No lo hemos comprobado, pero por lo que sabemos de la marca, es un coche muy capaz, con muchas ayudas y muy exclusivo para rodar en rutas Off Road y fuera del asfalto, aunque por ese precio y las ruedas, muy orientadas a la carretera, además de su descomunal tamaño, no es precisamente un elemento muy idóneo para esos menesteres. 

En carretera, sabemos que el eje trasero también gira unos grados en el mismo sentido o el contrario a las ruedas delanteras (según la velocidad), con la finalidad de tener un mayor aplomo y una gran maniobrabilidad en la urbe, algo que no es una tarea sencilla debido a su gran tamaño. Y es que de hecho, hablamos de un vehículo con 5,05 metros de longitud, y eso que hablamos de la carrocería corta. También lo podemos elegir con una carrocería alargada y 20 cm más y, por supuesto, con mayor espacio interior, con mayor maletero y con mayor distancia entre ejes. 

Las malas lenguas dicen que también tiene unas suspensiones firmes y que debería estar un poco mejor aislado del exterior porque, a pesar de que se «trague» perfectamente las irregularidades del asfalto y sean neumáticas, firmadas por el especialista Bilstein, un coche con estas características y para ciertos personajes, debería de estar más aislado y ofrecernos menos firmeza. Pero claro; también tiene que contener un elevado peso y potencia, además de una tracción total, así que con suspensiones extremadamente blandas, se favorecería el confort, pero penalizaría en comportamiento. No se puede tener todo.  

Como os podéis imaginar, el equipo de serie en un vehículo de esta categoría es extensísimo y no hemos tenido la oportunidad de escudriñarlo todo, así que os podéis hacer una idea.

La mecánica que montaba esta unidad en concreto, era un motor de la saga Iluminium 4.4 con 8 cilindros en V que genera 530cv y un descomunal Par máximo de 750 Nm, asociado a un excelente cambio automático de 8 velocidades, con el que el Range Rover SV de batalla corta es capaz de alcanzar los 250 Km/h y acelerar de 0-100 Km/h en unos frugales 4,6 segundos. Pero claro; con estas prestaciones gasta una media de 11,6 l/100 Km de gasolina y al precio que se nos ha puesto…

También tenemos dos opciones híbridas enchufables o microhíbridas con 350 o 510 cv y diferentes niveles de equipamiento y carrocería. Pero eso ya lo dejo al gusto del consumidor.

Digamos que al propietario eso será una de las cosas que menos le importe. Literalmente él pagará lo que sea a cambio de ir como un auténtico miembro de la alta alcurnia en su vehículo y si es con un chófer que lo lleve, mejor. 

No hay nada como tener dinero, ya que no es un modelo barato, puesto que parte de los más de 140.000 euros en su versión más «básica» que ya tiene de casi todo. La versión SV que pudimos ver es una edición muy especial que cuesta 236.600 euros con carrocería corta y un nivel de equipamiento de serie. Si tiramos de exquisiteces y opciones, el precio final seguro que se nos dispara. Pero a esos niveles; ¿a quién le importa eso?.

Datos técnicos:

Motor: 4.4 V8

Potencia: 530cv

Vel Máx: 250 Km/h

Acel 0-100: 4,6 segundos

Cons: 11,6 l/100 Km

Precio: Desde 236.600 euros (versión vista)

Avatar

Raul Manso Ortega

Apasionado del mundo del motor desde niño, intento plasmar mis inquietudes en Motorproyect.es y Motorproyect.com, para informar sobre coches de una manera personal y con un toque de humor. Apasionado también, del mundo de la gastronomía o el estilo de vida, mi meta es llegar a ser algún día el Jeremy Clarkson español, pero sin ser tan idiota...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres anunciarte en nuestra web?

Solicitar